Buenos Aires (EP) 20 de Abr. – Pampa Energía decidió modificar los valores de las naftas y el gasoil para igualarse a los de YPF. Desde la empresa confirmaron que la medida tiene que ver con una cuestión comercial y de competitividad.

Tras haber aumentado el precio de los combustibles que distribuye en la red de Estaciones de Servicio de marca Petrobras entre un 4.5 y un 6 por ciento, Pampa Energía –actualmente al frente de la compañía hasta que pase a manos de Puma- dispuso bajarlos al mismo nivel de YPF, que lo hizo solo a un 3.

Desde la empresa confiaron que la retracción está originada en una cuestión comercial. “No queremos perder competitividad”, afirmaron. Actualmente según cifras oficiales, Petrobras capitaliza el 5 por ciento del market share de las naftas y el 6 en el diesel. YPF por su parte ostenta el 55 y el 56.8 respectivamente.

Como se recuerda, los primeros días de abril, primero AXION y Shell y horas más tarde Petrobras, dispusieron subas en los combustibles motivadas por el incremento de la cotización del petróleo, del tipo de cambio y del precio de los biocombustibles. Una semana después la petrolera estatal modificó los suyos pero en menor porcentaje.

Todos estos cambios se dan en el contexto de desregulación del mercado que rige desde principios de año. Al no existir la intervención oficial, las petroleras son libres de fijar los importes según su propia escala de costos.

En 2018, las empresas ajustaron las pizarras de las Estaciones de Servicio en tres oportunidades: 4,5 por ciento promedio en enero, 3,5 en febrero y 4.5 en abril. Si se le suma la de diciembre de 2017, que fue de 6 por ciento tras la liberación, en cinco meses las naftas en la Ciudad de Buenos Aires se encarecieron hasta 19 por ciento.

Gentileza Surtidores