Santa Cruz (EPatagonicas) 04 de Junio. – Muchas empresas que prestan servicios para labores petroleros, anunciaron la intención de abandonar el sector, debido a su entender, a la negativa rentabilidad que están recibiendo y los dilemas que presentan para afrontar pago de sueldos y otros, ante el cauce por el que actualmente transita internacionalmente la actividad. El gremio trabaja en conjunto buscando alternativas con el propósito que los trabajadores no pierdan su fuente laboral. Ya impidió que más de mil familias pierdan su sustento.

La baja del precio del barril a nivel internacional está dando sus primeros coletazos en el país y especialmente en la provincia de Santa Cruz. Alertados por los rumores y las expresiones públicas, el sindicato rápidamente comenzó a diagramar un programa de trabajo con aquellas empresas que actualmente se encuentran transitando por serias dificultades para afrontar los grandes costos que genera esta actividad e incluso con las que ya anunciaron, su intención de abandonar su operatividad por la incapacidad estructural con la que cuentan ante un contexto que las asfixia intensamente por las condiciones que son totalmente desiguales.

Por estos días, Rafael Guanchenen, un referente de las primeras filas de la institución sindical expresó que mediante un trabajo de entendimiento con los trabajadores y las empresas, han podido frenar despidos masivos ante el desconcierto y la escaza previsibilidad que ronda por estas horas a la actividad. Es por ello que llegaron a un acuerdo con “METRAPET”, “OEDSUR”, “EPSILON”, gracias a la comprensión y el entendimiento que tuvieron las partes involucradas para mantener la denominada “paz social” y para que más de mil familias aproximadamente no queden sin su fuente de trabajo. Asimismo es importante pensar lo que se logró, por lo que significan estás pérdidas para el funcionamiento social como así también comercial de la zona. Es decir es una gran cadena que debe tener el cuidado detallado para no permitir viejas situaciones que nadie está dispuesto a vivirlas nuevamente.

Si bien es cierto que ya algunas empresas salieron a reconocer sus deudas y su imposibilidad de afrontarlas, Guenchenen destacó la posición que tiene Claudio Vidal ante el ministerio de trabajo de nación y la cámara empresarial, quien les manifestó, que no permitirá lo que está sucediendo en otras provincias donde lamentablemente, los trabajadores comienzan a perder su fuente laboral.

Para este sindicato, es sumamente importante el apoyo de todo el sector político, dejando de lado las diferencias ideológicas para defender genuinamente los puestos del movimiento obrero y para sostener la productividad, porque estamos hablando de “presente y futuro” recalcó Guenchenen. De todas maneras-agregó- que el sector empresarial deberá comenzar a tener otra mirada sobre sus negocios y los trabajadores a buscar la unidad para cuidar lo más preciado del sector que son los puestos.