Buenos Aires (EP) 20 de Abr. –  Son aquellas que concluyeron los pasos legales antes de que el Juez disponga “no innovar” al iniciar el proceso de salvataje. Los expendedores sustentaron su reclamo en el desabastecimiento que incurrió la petrolera, invocado en los contratos. El martes se conocerá los resultados del cram down.

La crisis que atraviesa Oil Combustibles provocó que un buen número de expendedores iniciaran gestiones para desvincularse contractualmente de la petrolera. Hasta el momento son 18 las Estaciones de Servicio que se volcaron por esta decisión.

Si bien se estima que el número es bastante más amplio, la medida impuesta por el Juez Javier Cosentino a cargo del concurso preventivo de Oil de impedir a los estacioneros desanclarse de compromiso mientras dure el salvataje, congeló por ahora la migración hacia otras compañías.

El período de “cram down” concluye el próximo martes, de ahí que una vez que se sepa si se presentó algún interesado que cuente con los avales suficientes para garantizar la continuidad de la empresa, o si por el contrario el magistrado dispone la quiebra, se podrá precisar con exactitud el destino de las más de 300 bocas de expendio que hasta ahora integran la red.

La causa que dio lugar a los operadores a desligarse contractualmente es la falta de suministro de combustibles, los cuales no son provistos desde hace más de 45 días por la inactividad de la refinería San Lorenzo. Para desalentar esta posibilidad, la compañía autorizó a los expendedores a que procedan al abastecimiento alternativo en los términos del art. 3 de la Resolución Nº 1879/2005 de la ex Secretaría de Energía de la Nación, sin necesidad de incurrir en gastos para acreditar notarialmente la falta de entrega de los productos.

No obstante, desde la compañía manifestaron que dos tercios de la red les comunicaron su intención de continuar ligados comercialmente. “Nos une una muy buena relación y confían en una solución que nos permita seguir”, aseguró la fuente.

Más allá de las intenciones, en pocas horas se conocerá el dictamen del juez por una u otra alternativa. En el sector se descuenta que no hay firma que esté condiciones de afrontar la millonaria deuda que Oil mantiene con el fisco y es por eso que la conclusión sería el quebranto con continuidad operativa, para que alguna compañía finalmente se haga cargo de la compra en esta condición.

Gentileza Surtidores