Santa Cruz (EP), 28 de septiembre 2021. La empresa que construye las represas, anunció que en los próximos dos años se concretará el desvío del Río Santa Cruz y se instalarán las turbinas. Reconoció la existencia de fallas geológicas en la represa Néstor Kirchner (ex Cóndor Cliff) que serán superadas con las modificaciones realizadas.

El vicepresidente de Electroingeniería SA, Ferreyra, se mostró optimista en cuanto al grado de avance de la obra hidroeléctrica sobre el Río Santa Cruz, y en este sentido auguró que “la Central NK tendrá en octubre fuerte actividad cuando aprueben modificaciones de Proyecto que superan fallas geológicas”, escribió ayer en su cuenta de Twitter.

Un informe detalla que existen una serie de “fallas geológicas que atraviesan el río Santa Cruz, que si bien son mencionadas, luego son omitidas en el estudio de peligrosidad sísmica”.

Ferreyra escribió además que la Central Hidroeléctrica Jorge Cepernic (ex Barrancosa) “tiene en la actualidad un avance de Construcción significativo”, y añadió que “durante el año próximo y el 2023, alcanzará Hitos Emblemáticos de avance: Inicio Desvío de Río, Llegada y Montaje de Grandes Turbina”.

Los tuits optimistas de Ferreyra, contrastan con el conflicto que atraviesa la UTE con transportistas a quienes se les vencieron los contratos y les ofrecen renovárselos pero con valores reducidos en un 60 por ciento, lo que es rechazado por los dueños de las empresas que hace tres meses que están sin operar en las obras. El conflicto se produjo en mayo a raíz de las demoras en los pagos de certificaciones por parte de la UTE a las empresas transportistas, lo que provocó la protesta de los choferes en Casa de Gobierno que culminó con un acuerdo de pago y el compromiso de renovación de contratos, lo que finalmente no ocurrió.

El vicepresidente de Electroingeniería, expresó su malestar porque a su criterio “los medios opositores invisibilizan las represas, la obra pública más grande de Argentina en décadas”, destacó, y adjuntó un link con una nota de un diario.

Durante la primera semana de agosto se conoció que el gobierno nacional amplió en $17.290 millones el presupuesto para obras hidroeléctricas en ejecución en el país, entre las cuales están las represas sobre el Río Santa Cruz. La inyección de fondos se da a raíz de que China suspendió el envío de fondos para financiar la megaobra cuyo costo es de 4.700 millones de dólares.

Fuente Run Run Energético