Buenos Aires (EP) 22 Abr. – Energía eólica para reducir el consumo eléctrico en las Estaciones de Servicio.

Según especialistas, en diversas zonas del país la posibilidad de producir energía a través de aerogeneradores se torna una alternativa por el recurso. Aseguran que es conveniente tanto para las expendedoras que cuentan con suministro eléctrico de la red, como para aquellas que no están conectadas y generan su propia energía con motores diésel.

El aumento tarifario es una de las variables que está golpeando con fuerza al sector estacionero, sobre todo en los pequeños dueños de estaciones blancas y aquellos abocados a la venta de GNC.

Según un informe de la Universidad de Avellaneda (Undav), desde inicios del 2016 hasta enero del 2019 hubo incrementos acumulados promedio del 3.624 por ciento en energía eléctrica.

Si bien, dentro del paquete de medidas que anunció el Gobierno el miércoles pasado se incluyó el cese momentáneo –por un año- a la suba de tarifas, los costos energéticos siguen siendo un pasivo importante y muchas empresas están buscando alternativas.

En diálogo con Surtidores.com.ar, Héctor Cobelo, especialista en energía eólica y titular de ST Charger, una de las 15 empresas fabricantes de aerogeneradores de baja potencia que integran el padrón del INTI, cuenta que para ciertas Estaciones de Servicio es conveniente reducir costos de electricidad aprovechando la fuerza del viento.

Para ello van a tener que darse dos factores: la presencia del recurso y el espacio físico para realizar la instalación. Sin embargo, Cobelo señala que en muchos casos un aerogenerador podría generar mucha más energía que una gran cantidad de paneles solares.

“Un aerogenerador de los que producimos nosotros (de 1.100 W de potencia) colocado en Chubut, por ejemplo, puede generar más energía que 40 paneles solares fotovoltaicos de 260 W, donde cada panel ocupa 1 x 1,6 metros“, compara.

Y agrega que los aerogeneradores pueden llegar a generar energía constantemente siempre y cuando la presencia del viento lo permita, en cambio los paneles solares sólo pueden producir durante el día. Sin embargo, el especialista recomienda realizar acciones combinadas, ya que asegura que la eólica y la solar son dos fuentes de energía que pueden complementarse.

Cobelo destaca que como el recurso eólico en Argentina es óptimo, sobre todo en el centro y sur, muchas Estaciones de Servicio podrían optar por fuentes de energía eólica, sobre todo aquellas que se ubican a la vera de la ruta. Incluso, podrían inyectar la energía generada a la red eléctrica, tal como lo permite la Ley nacional 27.424, de Generación Distribuida mediante energías renovables.

Por otra parte, Cobelo observa que aquellas expendedoras que no tienen acceso a la red eléctrica y se abastecen con generadores diésel podrían reemplazarlos con aerogeneradores y un banco de baterías.

“Un generador a combustión chico puede llegar a gastar 100 pesos por hora, y si los generadores están prendidos continuamente es un problema para las Estaciones de Servicio.

En cambio un aerogenerador eólico dura entre 20 y 25 años y requiere de mantenimiento cada 3 años”, compara el especialista.

https://www.surtidores.com.ar/