Brasil (EPatagonicas) 17 de Noviembre. – El Gobierno brasileño acaba de subastar 53 proyectos de generación eólica y solar con una capacidad sumada de 1.477,5 megavatios (MW) de energía y que, con veinte años de concesión, tendrán que entrar en funcionamiento el 1 de noviembre de 2018, según agencias.

Seis empresas o grupos se adjudicaron 20 parques eólicos (con capacidad total de 929,3 MW), mientras que 15 compañías se dividieron las 33 plantas solares adjudicadas (con capacidad sumada de 548,2 MW).

Entre las ganadores, destacan la portuguesa EDP Renovaveis, una subsidiaria del grupo portugués EDP y que obtuvo los contratos para construir y operar cinco parques en el estado de Bahía, y Río Energy, un grupo controlado por el fondo estadounidense de inversiones Denham Capital y que obtuvo licencias para ocho parques en el mismo estado.

La francesa Voltalia se adjudicó un contrato para un parque de 25,2 MW en el estado de Río Grande do Norte mientras que Gestamp Eólica, filial en Brasil de la española Gestamp Wind, adquirió una licencia para construir en Bahía el parque Pedra do Reino IV, con potencia de 20 MW.

Entre las empresas que se adjudicaron contratos para plantas solares destacaron la estadounidense SunEdison, con cuatro parques en Bahía, y la francesa Solairedirect, que obtuvo los contratos para cuatro plantas en el estado de Minas Gerais en asociación con la española Solatio y para otras tres plantas en Río Grande do Norte.

Los ganadores, que tendrán que hacer ahora inversiones por valor de 6.840 millones de reales (unos 1.800 millones de dólares) para construir los parques contratados, aceptaron vender su energía por un promedio de 249 reales (unos 65,5 dólares) por cada MW por hora, valor en un 15,35 por ciento inferior al mínimo exigido por el Gobierno.