Chile (EPatagonicas) 03 de Junio. – El propietario del proyecto es SunEdison, empresa que «desarrolla, financia, construye, opera y mantiene plantas solares fotovoltaicas a gran escala». En la instalación ahora inaugurada participa también la compañía chilena Pacific Solar SA, que ha desarrollado el proyecto para su cliente SunEdison y que está a su vez integrada por «empresas y profesionales chilenos (Inversiones Invergon SA y Rayun Kuyen SA) y por la empresa española Nexer Renovables SL».

La instalación inaugurada, situada en el municipio de María Elena, de la Región de Antofagasta, tiene una potencia de 72,8 megavatios (MW), 240.640 módulos fotovoltaicos, y ocupa un área de 184 hectáreas. Según Nexer, la de María Elena es, a día de hoy, «la segunda planta solar fotovoltaica en operación más grande de Chile y de Latinoamérica».

Fundada en el año 2011, Pacific, que lleva alrededor de cuatro años desarrollando proyectos en el norte de Chile, estima que la instalación ahora inaugurada generará 206 gigavatios hora al año, «con lo que se podría abastecer el consumo equivalente de hasta 100.000 hogares chilenos». Además, con la generación de esta cantidad de energía limpia, «la instalación evita la emisión de 107.120 toneladas de CO2 al año».

Según Nexer, este «hito», la inauguración de esta megaplanta solar fotovoltaica, convierte a Pacific «en el developer independiente que ha desarrollado más potencia de proyectos de energía solar que estén ya construidos y en operación». Además -concluye Nexer-, Pacific tiene en cartera otros proyectos, aún en fase de desarrollo, «por más de 200 MW en diferentes zonas del norte del país y recientemente vendió un proyecto de alrededor de 80 MW a Greenwood Energy, en el que seguirá trabajando en toda la fase final de desarrollo y conexión».