Chubut (EPatagonicas) 26 de Oct. – Según Revista Petroquímica ambas propuestas tienen el visto bueno de autoridades provinciales y nacionales. La primera apunta al procesamiento in situ del petróleo “Escalante” que se extrae en suelo chubutense, mientras que la segunda promueve el aprovechamiento de microalgas y aguas de reúso.

Chubut quiere desempeñar un rol activo en la producción de combustibles a nivel nacional. Tradicional polo de extracción petrolera, la provincia gobernada por Mario Das Neves planea agregarle valor a su crudo “Escalante” a partir de la instalación de una refinería en la ciudad de Comodoro Rivadavia, además de fomentar el aprovechamiento de microalgas para obtener carburantes verdes en Puerto Madryn.

La primera iniciativa –que aunque se encuentra en stand by desde hace cinco años tendría el visto bueno de la Gobernación– apunta a procesar una variedad de petróleo como el “Escalante”, cuyos altos niveles de viscosidad y elevados costos hacen que hoy sea más rentable su exportación que su refinación en el mercado doméstico.

Según los estudios de Refinerías Patagónicas –la empresa local que motoriza el emprendimiento–, la instalación podría procesar hasta 2.800 metros cúbicos (m³) diarios de crudo y elaborar nafta, gas licuado de petróleo (GLP), fuel oil, fuel gas y gasoil, entre otros productos. “Ya tenemos desarrollada toda la tecnología necesaria para avanzar con el proyecto. Esperamos contar para ello con el acompañamiento provincial”, aseguró Martín Miguelez, titular de la firma.

A decir del directivo, Das Neves ya había expresado su interés por la construcción de la refinería en 2011, cerca del final de su anterior mandato. “Las obras, que demandarían una inversión de u$s 400 millones y 30 meses de trabajo, generarían inicialmente alrededor de 400 puestos de empleo, de los cuales alrededor 170 se harían efectivos y en planta permanente”, anticipó.

La instalación proyectada por la firma Refinerías Patagónicas para Comodoro Rivadavia podría procesar hasta 2.800 m³ diarios de crudo y elaborar nafta, GLP, fuel oil, fuel gas y gasoil, entre otros productos.

En verdad, en Chubut se discute la posibilidad de contar con una planta petroquímica desde hace más de 30 años. En 1984, de hecho, el bloque de diputados del Partido Justicialista (PJ) le recomendó impulsar el proyecto al por entonces gobernador, el radical Atilio Viglione.

El emprendimiento hasta ahora nunca prosperó, más allá de diversos planes de distinta envergadura a cargo de PDVSA en 2007, de Pan American Energy (PAE) en 2008 y de la estatal Petrominera en 2011. PAE llegó, incluso, a tasar la obra en u$s 2.500 millones.

Carburantes verdes

Independientemente de lo que ocurra con la refinería proyectada en Comodoro Rivadavia, Chubut dispondrá de una biorrefinería para elaborar combustibles sobre la base de materias primas orgánicas. Esta iniciativa, que tendrá lugar en la ciudad de Puerto Madryn, cuenta con el respaldo del Gobierno nacional a través del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación.

El titular de la cartera, Sergio Bergman, precisó que la intención es aportar recursos técnicos y constituir un fondo que garantice parte del financiamiento de las obras. “Queremos colaborar con la ejecución del programa de reconversión e innovación tecnológica”, aseguró.

Según sus palabras, la biodestilería, la biodigestión y los procesos que tienen que ver con lo orgánico y lo reciclable requieren nuevas tecnologías. “La idea es implementar de manera sustentable los típicos procedimientos convencionales con químicos, dar valor agregado a los efluentes cloacales, captar Gases de Efecto Invernadero (GEI) y alentar la investigación e innovación tecnológica”, enumeró.

Menos exportaciones

La posibilidad de refinar in situ el petróleo “Escalante” de la cuenca del Golfo San Jorge es sumamente tentadora para Chubut, sobre todo teniendo en cuenta que los valores obtenidos por la exportación del recurso están en caída.

De acuerdo con un reciente informe del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) y del Ministerio de Hacienda y Finanzas, la provincia de Chubut exportó por u$s 900 millones durante el primer semestre de 2016 y así ocupó el quinto lugar en el ranking nacional, detrás de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y Santa Cruz.

Denominado “Origen provincial de las exportaciones”, el reporte precisa que los principales productos chubutenses vendidos al exterior fueron el aluminio, el petróleo crudo y los pescados y mariscos sin elaborar, con participaciones de un 30,7%, un 30% y un 26,7% del total exportado, respectivamente. Los principales destinos fueron las naciones firmantes del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA, por sus siglas en inglés), que efectuaron compras por u$s 289 millones, China (que desembolsó u$s 228 millones) y la Unión Europea (con u$s 165 millones). En Brasil, en tanto, la provincia colocó productos por unos u$s 76 millones.

Apoyada por el Ministerio de Ambiente de la Nación, la posible construcción de una biorrefinería en Puerto Madryn fomenta el aprovechamiento de materias primas orgánicas y el agregado de valor a efluentes líquidos.

Entre los mercados menos frecuentes debe resaltarse el caso de Japón, que en seis meses realizó adquisiciones por u$s 40 millones. El continente asiático, sin contar a China, lo hizo por u$s 28 millones, al tiempo que los países de la Asociación Latinoamericana de Inte-gración (ALADI) sumaron compras por u$s 14 millones. Otros destinos poco convencionales para la producción provincial fueron Magreb y Egipto, Corea del Sur e India.

Específicamente en el caso del “Escalante”, su comercialización involucró un volumen récord de 1,5 millones de toneladas (Tn) entre enero y junio de esta temporada (frente a los 1,2 millones del mismo lapso de 2015), pero en términos económicos sólo representó unos u$s 265 millones; es decir, bastante menos que los u$s 350 millones del primer semestre del año pasado. ©

Fuente Revista Petroquimica