Buenos Aires (EP), 30 de junio 2022. Investigadores del Departamento de Ingeniería e Innovaciones Tecnológicas de la Universidad Nacional de La Matanza (UNLaM), en la provincia argentina de Buenos Aires, trabajan en un proyecto cuya clave está en unas celdas de combustibles de óxido sólido.

El grupo de investigación de la UNLaM trabaja en un proyecto cuya clave está en unas celdas de combustibles de óxido sólido (SOFC), que “son dispositivos electroquímicos que, a través de la combinación de hidrógeno y oxígeno, generan electricidad y agua”, explicó el codirector del proyecto, Ignacio Zaradnik.

En declaraciones a la Agencia Ciencia, Tecnología y Sociedad, Zaradnik refirió que el equipo trabaja para desarrollar un mecanismo electromecánico para controlar el flujo de hidrógeno que se emplea en el proceso, un componente que es habitualmente importado al país. Conseguir que pueda producirse a nivel local es el desafío.

Concretamente, se trata de un estudio de factibilidad del llamado controlador de flujo másico, que permite inyectar energía a la red con base en hidrógeno verde en momentos de alta demanda eléctrica o cuando las fuentes de energía renovable no funcionen a su máxima capacidad.

Por su parte, Luis Fauroux, director del proyecto, aseguró que los recursos para generar energía baja en carbono son abundantes en Argentina.

“Actualmente, nos encontramos en el segundo año de investigación. Entre los objetivos que tenemos para este año se encuentran la elaboración de planos de un controlador de flujo másico, basado en el método de medición, los componentes y los materiales seleccionados durante el primer año, así como también realizar la valorización final del dispositivo y el planteo de un laboratorio para ensayo de estos dispositivos”, finalizó Fauroux.

Fuente https://www.pv-magazine-latam.com/

Fotografía SGK-Planet