Buenos Aires (EP) 03 de Sept. – A pocos kilómetros de la Villa Balnearia, ya se puede divisar a lo lejos el primer mastodonte aun sin culminar. La torre que sostendrán las inmensas aspas ya se erigió sobre Campo Cipriano y otras siete están a mitad de camino.

La faraónica obra se hizo visible este fin de semana a partir del levantamiento del primer aerogenerador del parque eólico Vientos de Necochea que está a punto de ser terminado para comenzar las primeras pruebas de rendimiento que se llevarían a cabo en octubre. En sintonía, otros siete molinos tienen sus torres levantadas a la mitad, esperando que en los próximos días se note un visible avance.

Las 158 hectáreas concesionadas por la empresa Vientos de Necochea S.A., una constitución accionaria conformada por Genneia y Centrales de la Costa, están llenas de trabajo por estas horas y se espera que para diciembre del corriente año, la obra esté culminada y proveyendo de energía al sistema interconectado nacional.

Las dimensiones son impresionantes. Aunque falta la colocación de las inmensas aspas, se informó que en el momento en el que el molino esté con la pala en el punto superior, desde ese extremo hasta el suelo va a tener 150 metros de alto. La torre metálica que sostiene todo el aerogenerador alcanza los 87 metros, fue fabricada en su totalidad en la provincia de Santa Fe y trasladada a Necochea en tramos por ruta mediante camiones.

En la nariz van conectadas las aspas de 62 metros de largo cada una, fabricadas en Europa y que llevaron a Puerto Quequén en junio en el buque BBC Topaz. El jueves por la tarde, se trasladaron las primeras tres aspas desde el Área Logística de Necochea (ALN) hasta campo Cipriano y serán las que se utilicen para completar el primer molino eólico.

Una vez terminados los once molinos eólicos, van a generar 38 megawatts en total, potencia que va a ser entregada en la red de Transba que es el transportista al interconectado nacional mediante la línea de 33 kilovoltios subterránea instalada a todo lo largo de la avenida 10.

El monto de inversión total se estima en 62 millones de dólares. Este tipo de crédito implica que los bancos no tendrán posibilidad de recurrir a los accionistas, dado que su repago es respaldado únicamente por el flujo de fondos que generará Vientos de Necochea.

El financiamiento es por 15 años bajo una modalidad A/B. El préstamo A incluye un tramo garantizado y un tramo no garantizado. El tramo A garantizado es otorgado por FMO, el banco de desarrollo holandés, y está garantizado por EKF, la Agencia de Crédito a la Exportación danesa. El tramo A no garantizado es otorgado por FMO. El préstamo B es otorgado por FMO y garantizado por EKF. FMO y Sumitomo Mitsui Banking Corporation (SMBC) actuaron como coordinadores de la financiación. Según el Diario Cuatro Vientos.

El Parque Eólico Vientos de Necochea fue adjudicado bajo el programa RenovAr 1.5; y con una capacidad instalada de 38 MW, el parque generará energía limpia equivalente al consumo de 53 mil hogares y evitará la emisión de 80 mil toneladas de CO2.

Home 1