Europa (EP), 10 de Junio 2021. La compañía noruega Wind Catching Systems (WCS) ha presentado su revolucionario diseño de molino de viento flotante que en lugar de una sola turbina tiene más de 100. El nuevo diseño es como un muro y cuenta con más de 100 rotores que aprovechan mucho mejor su extensión para generar energía. Genera suficiente como para abastecer a 80.000 hogares, según sus creadores.  La compañía noruega afirma que su sistema tendrá una vida útil de 50 años, en lugar de los 30 años de uso que tienen las turbinas convencionales. Y que su coste, a pesar de ser relativamente más caro que las opciones en tierra firme, irá bajando según se vaya escalando.

Los parques eólicos flotantes se presentan como una alternativa de futuro a los que ya tenemos en tierra y a los marinos de base fija. La ventaja de tener estos sistemas en alta mar es que reciben vientos más fuertes y constantes, no entorpecen el tráfico marítimo ni la actividad pesquera y minimizan el impacto visual que supone tener estos mastodontes cerca de la orilla.

El nuevo modelo de WCS se aleja del clásico diseño de las turbinas eólicas propone un gigantesco muro de 324 metros de alto, con más de 100 pequeñas turbinas de 1 MW que reposan sobre una plataforma flotante anclada al fondo marino.

La compañía asegura que el sistema aumenta su eficacia exponencialmente con la velocidad del viento. Al contrario de lo que ocurre con las turbinas actuales que cuando llegan a 11-12 m/s inclinan sus palas para limitar la producción de energía y evitar dañarlas. Además afirman que su diseño con múltiples rotores tiene un área de barrido, es decir el área que forman las palas del rotor cuando giran, que genera 2,5 veces más energía al año que una turbina convencional de 15 MW.

Ole Heggeim es director general de WCS, dijo “Este nuevo diseño es tan eficiente que puede reducir la superficie de los parques eólicos marinos en un 80% y a la vez disminuir sus costes de producción. Hará que la eólica flotante sea competitiva a partir de 2022-2023, es decir, al menos 10 años antes que los parques eólicos marinos flotantes convencionales. Nuestro objetivo es permitir a los operadores y promotores de parques eólicos marinos producir electricidad a un coste que compita con otras fuentes de energía, sin necesidad de subvenciones”.

Es más fácil de montar dado que primero se instala la base flotante y luego se aprovecha esa estructura inicial para montar el resto de las partes sin necesidad de grúas ni embarcaciones especializadas. Además, este diseño permite un fácil acceso a sus distintos elementos para hacer más sencillas las labores de mantenimiento.

WCS consiguió capital de varias compañías noruegas como la energética North Energy y la empresa de inversión Ferd. “El objetivo es completar las pruebas técnicas y la verificación durante 2021 y ofrecer soluciones de desarrollo comercial en 2022” afirma el director de inversiones de Ferd, Erik Bjørstad.

Fuente Run Run Energético