La Pampa (EP), 18 de noviembre 2021. El diputado nacional por La Pampa, Hernán Pérez Araujo, celebró el dictamen unánime que recibió el proyecto de ley que establece presupuestos mínimos de evaluación de impacto ambiental. «Es una herramienta clave», remarcó. La iniciativa tuvo apoyo de otro pampeano: el diputado radical Martín Berhongaray.

El proyecto apunta a dos obras que afectan a los recursos hídricos de La Pampa: Portezuelo del Viento (en Mendoza) y El Tambolar (en San Juan).

La iniciativa fue tratada en la Comisión de Recursos Naturales y Conservación del Ambiente Humano de la Cámara de Diputados y recibió dictamen unánime. Para ello, se unificaron tres proyectos: el de Pérez Araujo, el de Gustavo Menna (Juntos por el Cambio) y el de Graciela Camaño (Consenso Federal).

La iniciativa fija un piso uniforme para todo el país con el objetivo de hacer cumplir lo establecido en el artículo 41 de la Constitución Nacional en cuanto a la utilización racional de los recursos naturales. El dictamen fue firmado en el último tramo de una reunión de comisión, que preside el legislador Leonardo Grosso del Frente de Todos. «Significará una herramienta clave para prevenir daños ambientales y mitigar impactos negativos», destacó Pérez Araujo.

Durante su participación en la comisión, el legislador pampeano destacó que se trata de un proyecto «unificado» en donde lograron trabajarlo con «la seriedad que el tema correspondía». El proceso llevó unos cuatro meses de trabajo entre los asesores y el resultado fue «un texto unificado. Esperamos que salga por unanimidad y que pase el filtro de constitucionalidad de algunos diputados o diputadas, que cuando la cuestión no les gusta mucho o les toca algún interés controvertido con algún sector al que representan hace muchos años piden esa inconstitucionalidad».

«Creo que en esto coincidimos con el bloque mayoritario de la oposición, en que podemos pasar ese filtro y así lo hemos hecho», añadió. En relación al proyecto, destacó que «viene a llenar un vacío» y a desandar «un camino que la Ley General de Ambiente nos ha marcado cuando fue sancionada, hace ya más de una década».

A su vez, señaló que también se intenta «marcar la cancha, sin que esto sea una intromisión en el federalismo y en las provincias, y determinar ciertos aspectos que deben ser tenidos en cuenta para llevar adelante los procedimientos de evaluación ambiental en nuestro país. Hemos tenido especial consideración en que el ámbito de aplicación es nacional, hemos determinado los principios y no hemos contradicho lo dispuesto por la Ley General de Ambiente».

Acompañamiento.

Durante la comisión, el diputado radical Martín Berhongaray también pidió la palabra y celebró «este entendimiento sobre un tema tan caro a los intereses y las necesidades que tiene el país, y que nos interesa particularmente en La Pampa».

En esa línea, destacó que con el dictamen se iba a estar reglamentando el mandato constitucional y «se va a generar la herramienta. Pero hay que usarla bien y no como viene ocurriendo en este país donde hay una anarquía total en lo que hace a la administración de los recursos naturales que tienen carácter interjurisdiccional, donde cada provincia hace lo que se les antoja».

«Nosotros en La Pampa lo venimos sufriendo con nuestros recursos hídricos a partir de obras que están emplazadas en otras provincias», advirtió y planteó como preocupación qué va a ocurrir con las obras ya ejecutadas que vienen «generando daños ambientales. ¿Lo tomamos como hecho consumado o se va a plantear algún esquema donde puedan realizarse evaluaciones periódicas?».

Fuente https://www.laarena.com.ar/

Foto Diario Río Negro