Buenos Aires (EP) 21 de Nov. – El Consejo de Administración del Banco Europeo de Inversiones (BEI) acordó la semana pasada destinar 6.900 millones de euros a nuevas inversiones en Europa y en todo el mundo para mejorar las comunicaciones, las energías renovables, el transporte sostenible, la vivienda social y las infraestructuras educativas.

De esa cantidad, 1.500 millones de euros se destinarán a apoyar proyectos de energías renovables y eficiencia energética en todo el mundo. Se financiarán nuevos parques eólicos en Austria y Líbano, 15 nuevas plantas de energía solar en España, así como proyectos de acción climática y energía renovable a pequeña escala en Francia, Kazajstán, el Cáucaso Meridional, América Latina y África.

El Consejo de Administración del BEI también ha aprobado nuevas inversiones en redes de energía para impulsar los vehículos eléctricos en Estonia, el suministro de contadores inteligentes en Irlanda y un alumbrado público más eficiente en toda Italia.

En otro encuentro celebrado un día antes, la institución acordó una nueva política de préstamos de energía, y ya no considerará nueva financiación para proyectos de energía de combustibles fósiles, incluido el gas, a partir de finales de 2021 en adelante.

Además, estableció un nuevo estándar de rendimiento de emisiones de 250 g de CO2 / kWh, que reemplazará el estándar actual de 550 g CO2 / kWh.

El banco apostará por el incremento de la financiación para la producción descentralizada de energía, almacenamiento innovador de energía y movilidad eléctrica, la mejora y ampliación de redes esenciales para nuevas fuentes de energía intermitentes como la eólica y solar, además de fortalecer las interconexiones transfronterizas.

En total, la financiación del Grupo BEI destinará 1 billón de euros a la acción climática e inversión medioambiental sostenible en la década hasta 2030.

Fuente: pv-magazine