Buenos Aires (EP) 20 de Jun. – Sus diseñadores destacan que es un artefacto ideal para las zonas más frías del país.

Ya instalado el frío en gran parte de la Argentina, el COCICET e INTI se juntaron para innovar una forma sencilla y poderosa para calentar los hogares de todo el país.

“Entre estos dos grupos de investigación y desarrollo en tecnologías sociales, formamos un equipo multidisciplinario para la creación de un artefacto que pueda ser construida por cualquier persona con mínimos conocimientos, siguiendo instrucciones de un manual muy accesible”, comentó Rodolfo Rotandaro, uno de los investigadores.

El aparato consiste en una estufa a leñas que resulta económica para gran parte de los bolsillos argentinos, y tiene tres ventajas que salen de lo normal:

Masa térmica: Debe construirse con ladrillos de adobe que tienen gran capacidad para acumular calor, por lo que aún estando apagada, seguiría exhalando calor al ambiente. Es apropiada en zonas frías donde se requiere calefacción estable sobre todo durante la noche y la madrugada.

Doble combustión: Al ser una estufa a leñas, la quema de una forma más limpia y la aprovecha mejor, permitiendo un uso más eficiente del combustible reduciendo al mínimo los efectos tóxicos generados por la quema de los mismos.

De alto rendimiento: Transmite al ambiente interior más del 70 % del calor entregado por la combustión de la leña. Las estufas comunes como las salamandras de hierro transmiten apenas entre 30 a 50%.