Buenos Aires (EP), 1 de Dic 2022. Relató que su país lleva invertidos US$ 12.800 millones en la Argentina, sumará 3.000 millones más en litio y consiguió contratos de obra pública por 27.000 millones.

Zou destacó que vendrán funcionarios para desembolsar el crédito chino para las hidroeléctricas. Contó que el swap de monedas entre los bancos centrales permitirá utilizar yuanes en el comercio bilateral.

Quizás el embajador de China en la Argentina, Zou Xiaoli, no preveía la semana pasada, cuando convocó a su segunda conferencia de prensa anual, que se iban a desatar inéditas protestas populares en su país contra la política de “Covid cero”. Había pedido que le adelantaran las preguntas para facilitar su traducción, pero a último momento, ante las manifestaciones, elDiarioAR interrogó sobre ellas, además de sobre el impacto concreto de la reciente ampliación del swap (canje de monedas) y del demorado financiamiento chino de la construcción de las represas de Santa Cruz.

“Respecto a las represas de la provincia de Santa Cruz, que yo sepa la delegación de la parte china de las entidades concernientes están arribando a la Argentina a fin de articularse con sus contrapartes argentinas, a fin de desbloquear lo más pronto posible el pago de fondos”, señaló Zou. En cuanto al swap que viene a mejorar la situación de las reservas del Banco Central argentino, el diplomático sostuvo que “China está dispuesta a trabajar junto con Argentina a fin de estrechar nuestra cooperación de swap e incentivar un mayor uso de la moneda local en nuestro comercio e inversiones, a fin de formar un entorno de políticas favorables a la liquidación en moneda local”. “Y también apoyamos al banco compensatorio del yuan en la Argentina -dijo en referencia al ICBC- a desempeñar un papel más importante a fin de ofrecer renovados impulsos a nuestro comercio y las inversiones.”

En cuanto a las protestas contra la política de Covid cero, Zou no se refirió directamente a ellas sino a la estrategia sanitaria de su país, que mantiene hasta ahora los aislamientos como los ocurridos en el resto del mundo en 2020, antes de que aparecieran las vacunas contra el coronavirus a lo largo de 2021. “Se registran 3.748 casos confirmados de Covid-19 y también se reportan 36.300 casos asintomáticos. Se prioriza al pueblo, la salud y la vida con apego a la estrategia de prevenir las infecciones locales y la introducción de casos del exterior. Persistimos en la política de cero Covid dinámica”, expresó el embajador.

En ese sentido, agregó que su gobierno busca “coordinar al mismo tiempo la prevención y el desarrollo socioeconómico a fin de proteger en cuanto más se pueda la salud y la seguridad de nuestras masas”. Y agregó que a pesar de tener una población de 1.400 millones de habitantes “en lo que se refiere a la tasa de mortalidad y la tasa de casos severos causados por Covid-19, China se encuentra entre los países con niveles más bajos. También hay que reconocer que últimamente en algunas regiones de China se registra una importante cantidad de casos nuevos que genera una enorme presión a nuestra prevención de Covid-19. Y frente a los cambios en la situación pandémica, hay que responder rápidamente de manera específica y eficaz. Entonces deberíamos implementar la nueva versión de nuestros protocolos contra el Covid-19 y 20 medidas sanitarias a fin de proteger con más cuidado la salud y la seguridad de nuestra población. Frente a los cambios pandémicos, seguiremos optimizando nuestro programa antiepidémico desde un principio científico y específico”, concluyó el embajador del régimen de Beijing.

Zou también destacó las inversiones chinas en la Argentina: “En comparación con los capitales de la Unión Europea y los Estados Unidos, nuestro capital entró al mercado argentino un poco más tarde, más o menos hace 20 años. Sin embargo, hasta finales de 2021, el stock de las inversiones de China en la Argentina ya alcanzó 12.800 millones de dólares. Por ejemplo, la empresa CNOOC de China compró las acciones de Pan American Energy a fin de actualizar la refinería y produciendo los productos petroleros de alta calidad. Nuestra empresa de oro de la provincia de Shandong trabajó con su contraparte canadiense a fin de invertir en la provincia San Juan. Ahora se ha convertido en el pilar de la fuente de ingreso público de la provincia. Por ejemplo, en materia de litio, también se ha cerrado oficialmente el proyecto del Lago Centenario. Ha sido muy exitosa nuestra inversión directa que se desarrolla principalmente en el área agropecuaria y pesquera. Por ejemplo, la empresa Cofco ha invertido en la Argentina a fin de procesar el aceite y el cereal y exportarlo hacia otros países. La empresa ha invertido más de 200 millones de dólares en la Argentina a fin de establecer las plantas de fertilizantes. Muchas empresas se han dedicado a criar el ganado vacuno. Nuestras empresas han invertido más de 10 millones de dólares a fin de fabricar los barcos de captura pesquera más importantes de la Argentina. Representa el mayor pedido de astilleros en los últimos 30 años en la Argentina. También se desarrolla vertiginosamente la cooperación financiera sinoargentina, por ejemplo, el banco ICBC y el Banco de China establecieron sus sucursales en la ciudad de Buenos Aires. Tan sólo el ICBC durante los últimos diez años ha introducido desde los fondos multilaterales cerca de 3.000 millones de dólares a la Argentina. Hasta finales del año pasado, la contratación de obras de la parte china alcanzó 27.000 millones de dólares en la Argentina. Entonces se han creado numerosos puestos de trabajo aportando al desarrollo socioeconómico local. Al comienzo del año 2000, más o menos diez empresas chinas estaban radicadas en Argentina. Ahora más de 80 empresas ya están arraigadas en este país. En los últimos tres años, las empresas chinas se encuentran a la cabeza en las inversiones de energía de la Argentina, sobre todo los recursos de litio. Según la estadística de la Secretaría de Energía de la Argentina del año 2020 hasta 2021, se ha consolidado como una segunda fuente de inversión en materia de minería”.

En otro momento, el funcionario se centró en el litio: “Los acuerdos firmados por ambas partes en materia de litio del año presente ya alcanzaron más de 3.000 millones de dólares. Empresas de China ha invertido en 14 proyectos de litio. Y también avanzamos mucho en la energía limpia, como, por ejemplo, la energía eólica, la fotovoltaica y la nucleoeléctrica. Y también desarrollamos una cooperación con cobertura de toda la cadena industrial, agropecuaria, de silvicultura y de pesquería. Y también conseguimos una serie de renovados recursos y frutos en materia de tecnología informática, tecnología espacial y la biotecnología”.

El embajador expuso además sobre el déficit comercial que la Argentina sufre con China: “China es la mayor fuente de importación y el segundo destino de exportación más importante para la parte argentina. La parte china no busca intencionalmente un déficit o un superávit. En los últimos años se ha aumentado en gran medida los tipos de productos exportados hacia China. Yo he firmado o fui testigo de la exportación de cerezas y de soja, entre otros productos argentinos, al mercado chino. Nuestras empresas están invirtiendo cada vez más en materia de minería, agricultura, química y energía. Entonces, yo creo que también estamos desarrollando nuestra cooperación entre transferencia tecnológica-científica, la economía digital y el desarrollo sustentable. Yo creo que con el paso del tiempo la Argentina podría exportar y producir más productos de calidad”.

Preguntado sobre los supuestos planes chino de construir un puerto en Tierra del Fuego, Zou respondió: “Primero tomamos nota de que algún portal importante de la Argentina -aludió en forma implícita a Infobae- incita los temas sobre China durante mucho tiempo con mala intención e incluso a través de rumores, acusó a China de intentar construir un acuerdo militar en Tierra del Fuego y también acusó a nuestra estación del espacio lejano (en Neuquén) como una instalación militar cuyos objetivos no son más que sembrar discordias y socavar nuestra cooperación normal como resultado. Nuestras empresas, a través de canales legítimos, y lectores están realizando gestiones con este portal a fin de aclarar las dudas en salvaguardia de sus derechos e intereses legítimos. Esperamos que los amigos periodistas no escuchen los rumores. En cambio, deberían respetar la verdad. Esto es muy favorable a resguardar los intereses compartidos de China y la Argentina. Quería reafirmar que nuestra cooperación es muy fructífera. Está basada en los principios de consultas extensivas, igualitarias, la construcción conjunta y el beneficio para todos. En caso de que Argentina tenga demandas, queremos seguir participando en la construcción de infraestructura de la Argentina en apoyo del desarrollo económico y la mejoría del bienestar”.

Fuente Eldiarioar.com