Río Negro (EP) 10 de Julio. – Sal y sol, dos cosas que sobran en Jujuy, son la base de una planta de generación de electricidad que la empresa estatal rionegrina Invap va a ofrecer esta semana al gobierno de Gerardo Morales. El diseño permite aprovechar los recursos renovables de la manera más eficiente, sin tener que depender del día y de la noche o de las condiciones meteorológicas para entregar energía.

Parece mentira que una usina que tiene al Sol como fuente pueda funcionar las 24 horas, pero la clave es que no usa la luz como la energía fotovoltaica, sino el calor, mucho calor, altísimas temperaturas que calientan la sal (un tipo de sal) hasta fundirla.

Así fundida, la sal tiene la capacidad de mantener la temperatura el tiempo necesario para darle calor a un circuito de vapor de agua con el que, finalmente, se mueven las turbinas que generan electricidad.

“Se puede obtener generación de base”, se entusiasman en Invap, cuyos directivos se sorprendieron cuando el gobierno jujeño dio a conocer la visita que harán junto con el gobernador Alberto Weretilneck.

Morales dijo que la misión rionegrina tomará parte de las jornadas “Jujuy Big Data Summit” para la rúbrica de “un convenio con Invap y con el gobernador rionegrino por una planta solar en Caucharí. Será –agregó el primer proyecto que hagamos entre dos provincias con una institución tan importante como Invap. Estamos reafirmando los proyectos que ya están en marcha y ejecución”.

Cómo se hace

La sal se funde y al llegar a los 801 grados centígrados cambia su estado y transforma en líquido y se comporta de manera muy parecida al agua. ¿Cómo llega la sal a una temperatura tan alta? En lo alto de una torre recibe la luz que se refleja y que se concentra en cientos, miles de espejos a su alrededor.

La sal fundida fluye por tuberías hasta un intercambiador de calor que calienta el agua y genera el vapor.

El resto es como cualquier central térmica: la presión del vapor, dentro de un circuito cerrado, mueve las turbinas que generan electricidad. Luego la sal se enfría y se endurece, y el vapor cambia a líquido y comienza de nuevo el proceso.

Con dos depósitos de sal una planta se garantiza que el calor se mantendrá durante las horas de la noche.

Es, como se ve, una fuente constante de electricidad. Una fuente del Invap explicó que la idea es firmar con el gobierno jujeño una carta de intención para el diseño y construcción de una planta de producción de energía termosolar.

El desarrollo que encara la empresa con sede en Bariloche es modular, de manera que basta que sumar de a uno para ir aumentando la capacidad instalada.

No quisieron tampoco hablar de costos ni de financiamientos porque, dijeron, todo depende de lo que se termine acordando con el gobierno de la provincia de Jujuy.

https://www.eldiariodemadryn.com