Buenos Aires (EP), 06 de Oct 2022. La secretaria de Energía, Flavia Royón, aseguró que el trabajo «será de mucha ayuda» y destacó que la iniciativa del sector privado. Datos y pronósticos de cara al 2030 y 2050.

ENEL Argentina presentó los resultados finales de “Hoja de Ruta para la Transición Energética en la Argentina”, que cuantifica los costos y beneficios de acelerar la transición energética en el país.

La presentación contó con la participación de la secretaria de Energía, Flavia Royón, y los principales stakeholders del sector energético en la Argentina.

Claudio Cunha, country manager de Enel Argentina, destacó que este trabajo “no representa la visión de una empresa o un sector, es la visión de todo un grupo de referentes que componen las distintas áreas de la sociedad”.

“La transición ya empezó. Hay que replantearnos cómo generamos, cómo transportamos y cómo distribuimos la energía. Necesitamos avanzar con la electrificación y para eso necesitamos más redes que soporten más consumo, que sean más inteligente y la energía resulte más económica”, resumió.

Por su parte, Royón aseguró que la Hoja de Ruta de Ruta presentada por Enel Argentina “va a ser de mucha ayuda” y destacó que sea “una iniciativa que surgió desde el sector privado”.

“Quiero felicitarlos por este proyecto. Aplaudo cómo se llevó adelante ya que fue de forma participativa. La transición energética es un tema que está en la agenda de la Secretaría. Como siempre digo debe ser un proceso justo, sostenible y asequible”, destacó.

El evento contó además con la participación de Gastón Tenembaum, activista de “Jóvenes por el Clima”, quien felicitó por la iniciativa y pidió a Gobierno, sector privado y referentes del área “actuar como adultos” para llevar adelante las discusiones que sean necesarias para que la transición energética avance.

Maurizio Bezzeccheri, director de Enel para América Latina, aseguró que urge “diseñar una matriz energética más sustentable también desde el punto de vista económico, que reduzca los daños al medioambiente y que además baje el costo a los consumidores”.

Hoja de Ruta para la Transición Energética en Argentina fue un trabajo realizado en conjunto con la consultora Delloite y los principales referentes del sector energético local. Una de las principales conclusiones que arroja el estudio es que avanzar en la transición energética permitirá generar empleo, inversiones y es además económicamente beneficiosa, considerando los costos sociales del carbono.

Según el estudio al que accedió Ámbito, la transición generará un impacto neto de 3,6 millones en puestos de trabajo, en detrimento de la pérdida de empleos en la cadena de valor ligada al petróleo y combustibles fósiles, estimados en 1,4 millones. Los principales sectores que incorporarán son obras de construcción, minería ligada al cobre y energía renovables.

Las recomendaciones son apoyar la introducción de tecnologías eléctricas y gestionar el empleo y las oportunidades mediante técnicas que generen nuevas competencias para optimizar su desempeño generando mayor especialización; una adaptación a un nuevo puesto generando mayor versatilidad; abordar la pobreza energética; promover una redistribución justa de los costos de transición.

El reporte también remarcó que la sustitución de combustibles líquidos será clave para la descarbonización en donde la electrificación alcanza el 35% y 60% al 2050 y estimó que estos cambios generarán un crecimiento económico de 1,8% adicional sobre el PBI.

Asimismo, se indicó que la reducción de los costos sociales por la descarbonización son mayores a las inversiones generando un beneficio neto acumulado a valor presente de u$s30.200 millones a u$s44.600 millones entre ambos escenarios.

En esa línea, el estudio de la consultora y ENEL destacan que el desarrollo de Vaca Muerta cuenta con una ventana de oportunidad para su desarrollo contribuyendo a la descarbonización de las economías regionales y mundiales. En un escenario local, se calculó que el consumo de Industria y Transporte a 2030 se puede ubicar entre 45 y 49 Mm3 diarios, mientras que para 2050 en un escenario de transición acelerada el gas mantiene un 30 % de participación en el consumo industrial. En cambio, si se potencial la expansión regional la producción de gas al 2030 puede llegar a 189 Mm3/d con exportaciones de al menos 25 Mm3/, y una producción de petróleo de entre 716 miles de barriles diarios. Con acuerdos regionales, se puede alcanzar un «importante aporte a la generación de divisas y empleo», subrayaron.

Al analizar la demanda máxima de energía, se estimó que será cubierta por generación renovable de forma costo eficiente respaldado por el uso de baterías y la flexibilidad del gas.

En el caso del Hidrógeno verde aseguran que se «constituye como una alternativa para los sectores “difíciles de descarbonizar” y como un insumo para reemplazar el diésel en los camiones de transporte de carga pesada. A 2050 Argentina tiene un potencial para convertirse en exportador de hidrógeno verde, afirmaron. Para lograrlo, son necesarias unir las estrategias con los objetivos de descarbonización específicos por sector:

Se deben realizar esfuerzos para posicionar a Argentina como país de relevancia para el desarrollo del Hidrogeno Verde promoviendo generar demanda local y global para exportar atendiendo la demanda de los países del mundo que tienen objetivos de hidrógeno verde y derivados.

Requisitos progresivos serán necesarios para que la industria se mueva en esa dirección a través de señales e incentivos como la aplicación de crédito fiscal en base al nivel “ de producción.

Al mismo tiempo, se recalcó la necesidad de desarrollar el transporte de energía eléctrica, que requerirá de 31 .883 km a 34.699 entre dos escenarios posibles. «Debemos propender a la integración energética para aprovechar los beneficios de mercados integrados», sostuvo el informe privado.

En cuanto a la demanda de energía del campo, el análisis prevé en el escenario más optimista al 2050 que 2.9 mln TEPm provendrán de fuentes renovables, de un total de 5. En ese marco, recomiendan 6 políticas precisas:

Aprovechamiento de los desechos para generación de biogás y reemplazo de combustibles.

Promoción de buenas prácticas en la utilización de fertilizantes y manejo de cultivos.

Utilización extensiva de tecnologías eléctricas , dando incentivos al traspaso desde tecnologías convencionales.

Inversiones en áreas que no afecten humedales ni bosques nativos.

En el caso del transporte liviano y uso de vehículos debe predominar la electromovilidad y a partir del 2025 el auto eléctrico será la opción mas económica, aventuran.

Las 11 acciones que requiere la carbono neutralidad en 2050:

Contar con el desarrollo de una política energética de largo plazo enfocada en el desarrollo sostenible del País y las oportunidades que ofrece la Transición Energética

Establecer a la Eficiencia Energética como política de Estado, para lo cual se promueve la sanción de una Ley de Eficiencia Energética integral en el corto plazo

Promover la infraestructura necesaria para aprovechar los recursos disponibles, priorizando la integración regional

Impulsar un rol activo de los usuarios a través de la digitalización de las redes que permita medir y gestionar el consumo de energía, actualizando los valores de remuneración de estos servicios

Potenciar los beneficios de la energía distribuida logrando la instrumentación completa de los beneficios previstos y una normalización de los precios de energía

Acelerar el desarrollo de una matriz de generación eléctrica libre de emisiones a través de una planificación de largo plazo

Impulsar las opciones de almacenamiento de energía como soporte del desarrollo de las energías renovables, la mejora de la calidad de servicio y reducción de costos

Fomentar la movilidad sostenible en el transporte ligero

Desarrollo de Vaca Muerta como oportunidad para contribuir a la descarbonización de las economías regionales y mundiales

Establecer una estrategia para el desarrollo de hidrógeno verde

Promover la reducción de emisiones no energéticas y la economía circular en todos los sectores como acelerador transversal

Fuente: Ambito Financiero

Fotografía Enel Group