Jujuy (EP), 13 de octubre 2021. En un año, los tres parques de Cauchari inyectaron al interconectado nacional el equivalente al 70% del consumo actual de la provincia, generando ingresos por unos 50 millones de dólares.

La provincia de Jujuy se encamina a convertirse en el primer distrito del país en autoabastecerse 100% a través de energía solar generada por el parque fotovoltaico Cauchari, que desde su habilitación comercial hace ya un año generó ingresos por 50 millones de dólares a través de una inyección a la red nacional de 315 MW.

La intención del gobierno provincial es sumar otros 200 MW, lo que equivaldría a cubrir el total de la demanda de la provincia

Así lo destacaron el presidente de la empresa Jujuy Energía y Minería (Jemse), Felipe Albornoz, y el presidente de Cauchari Solar, Guillermo Hoerth, durante una recorrida por el parque solar instalado en el departamento puneño de Susques, distante a 278 kilómetros de San Salvador de Jujuy y a 4.000 metros de altura sobre el nivel del mar.

El proyecto se lleva adelante a la par de la intención de iniciar estudios de vientos en la zona conocida como Paso de Jama para la eventual construcción de un parque eólico, en un punto fronterizo con Chile ubicado a 4.200 metros de altura.

Al que se suma otro proyecto solar térmico en desarrollo de manera conjunta con la empresa INVAP, que será una planta modelo con acumulación en sales fundidas.

Además, se avanza en el concepto de generacion distribuida mediante la construcción de 12 parques solares conectados a la red de distribución provincial de entre 6 y 12 MW con un aporte total previsto de 98 MW, distribuidos en las regiones del Valle, Puna y Quebrada jujeña.

El lugar elegido para la construcción de Cauchari es uno de los de mayor radicación solar del planeta ya que su altura le permite eliminar el smog, ofrecer 260 días de sol al año y muy baja temperatura, todos factores favorables para una mejor producción de energía eléctrica a través de esta fuente fotovoltaica.

La primera etapa de obra ya terminada tuvo un costo de más de 550 millones de dólares -85% a cargo del Eximbank chino, y el resto a través de la colocación de un bono internacional.

El desarrollo estuvo en manos de la empresa Shanghai Electric Power Construction (SEPC), subsidiaria del grupo Powerchina, y lo paneles solares fueron fabricados por la empresa china Talesun.

Estas características le permitieron a Cauchari superar las 3.200 horas equivalentes de generación eléctricas sobre las 8.760 de este primer año de funcionamiento, uno de los ratios más altos registrados en parque solares de este tipo. (…)

Fuente: Ambito Financiero