Chubut (EP) 7 de Ago. – “La energía de distribución renovable activará la economía regional de Chubut y las Pymes locales”. El presidente de la Cámara Argentina de Energías Renovables (CADER), Marcelo Álvarez, aseguró que en 2018 “no se llegará al 8%” de la generación y explicó cómo tuvo que formatearse el sector para pasar de ser un mercado microscópico a uno de grandes dimensiones. Atribuyó que la “turbulencia económica” generó interrogantes en el sistema inversor, pero reconoció que la actividad eólica transita dentro de los parámetros proyectados.

La ley N° 27.191 que fomenta el uso de energías renovables destinada a la producción energética fijaba un piso del 8% en la generación para este año. El auge por el interés en este rubro fue exponencial y las diferentes etapas del plan Renovar son muestras más que elocuentes.

Sin embargo, a pesar del “boom” por las renovables, el mapa económico nacional generó una retracción en las metas pautadas. El presidente de CADER señaló que en términos de cumplimientos de la ley “es probable que la energía renovable generada esté por debajo del 8%”, aunque minimizó la gravedad del alcance de este porcentaje, indicando que el sector “está yendo en la dirección correcta y es admisible la demora arrancando desde tan atrás”.

Calificó que el programa Renovar “se mostró muy eficiente” en convocar y bajar los precios y mirando al futuro deslizó que lo que resta ahora “es superar una turbulencia macroeconómica regional y en particular en Argentina con el tipo de cambio”.

Álvarez graficó que los frenos del sector responden “a una mezcla de elementos” y describió que cuando se firmaron los contratos “no estaban claros a la vista de los inversores, temas como los costos de los fletes locales, los gremios, los impuestos municipales y la conexión del nodo eléctrico hasta el punto de la planta”.

Indicó que todos estos costos “fueron desestimados en mayor grado por los generadores de los proyectos” y a medida que iban construyendo los parques eólicos “empezaron a ver que la devolución del IVA era más lenta de la esperada, los riesgos cambiarios fueron más altos, al igual que los costos, entonces eso empieza a impactar en el financiamiento del proyecto y eso baja la euforia”.

Llevando tranquilidad, aseveró que “no hay razones serias para preocuparse en torno a que se puedan caer inversiones en el sector renovable”.

Definiendo la situación económica del país desde la mirada del mercado internacional, ilustró que “Argentina es un alcohólico en recuperación con el codo apoyado en la barra pidiendo un vaso de agua”.

ENERGÍA DISTRIBUIDA, EL GRAN CABALLITO DE BATALLA

La ley N° 27.424 que fomenta la generación distribuida de energía renovable integrada a la red eléctrica pública fue sancionada, promulgada y solo resta la reglamentación que según especulan en el sector se materializará en agosto de este año.

Esta norma apunta a la generación de energía eléctrica de origen renovable por parte de usuarios de la red de distribución, para su autoconsumo, con eventual inyección de excedentes a la red, y establecer la obligación de los prestadores del servicio público de distribución de facilitar dicha inyección.

El titular de CADER fue categórico a la hora de referirse a esta ley: “La energía distribuida debería ser el caballito de batalla”. Ratificó que este formato “generará más empleo y reactivará las economías regionales”.

“La energía distribuida va a generar mucho más empleo y reactivará fuertemente a las Pymes. Esto generará impacto en la economía regional de Chubut y en el resto de las provincias que tienen proyectos eólicos”, delineó Álvarez en diálogo con ECONOMIA & EMPRESAS.

En este escenario, sugirió “no concentrar toda la atención en los mega parques eólicos” y en paralelo, “empezar a hacer sistemas más chicos en redes de media y baja tensión, generando un tejido de Pymes que se dediquen a la instalación, operación y mantenimiento de sistemas medianos y pequeños”.

En la misma tónica, aclaró que con los grandes parques eólicos “el flujo de dinero termina afuera”, mientras que los proyectos más pequeños “el dinero se invierte adentro, en las economías locales”.

LA RECONVERSIÓN QUE AFRONTO EL SECTOR

La explosión del sector renovable en los últimos tres años obligó a un replanteo general porque el auge superó la capacidad operativa y técnica de los especialistas.

Álvarez precisó que en términos de formación de recursos se vieron sobrepasados, por eso insistió en “mejorar en todos los niveles, desde ingenieros, operarios y electricistas, porque teníamos un mercado que era microscópico y pasó a ser un mercado significativo. Antes teníamos sobreoferta de recursos, tanto que exportábamos empresas y recursos humanos al resto de Latinoamérica”.

Gentileza El Chubut – Revista Nuevas Energias