Mendoza (EP) 08 de Nov. – Se trata de un plan adicional al comprometido en la audiencia pública de mayo. Todavía tiene que pasar por la Legislatura.

Se pedirán mejoras en el tendido eléctrico de las zonas más perjudicadas de Mendoza.

Luego del Plan de Inversiones Obligatorias que quedó como compromiso ineludible para las empresas que prestan el servicio eléctrico, tras la última audiencia pública que ajustó 17% la tarifa en Mendoza, ahora el poder concedente va por más: quiere poner en marcha un cronograma extra para reforzar la infraestructura en zonas más rezagadas.

Para quitarle carácter de exigencia, se habla de “obras adicionales, no obligatorias”. En base a un análisis de técnicos del Ente Provincial Regulador Eléctrico (EPRE), el Gobierno debe terminar de elaborar la lista de inversiones prioritarias como el tendido de media y baja tensión que tienen a Lavalle y la alta montaña como núcleo inicial.

“Ya está firmado y sólo resta ratificarlo con un decreto, que esperamos tener en un breve lapso para enviarlo a la Legislatura”, adelantaron desde la Secretaría de Servicios Públicos que conduce Natalio Mema.

Por su parte, sin detenerse en el futuro plan, el titular del ente, Elián Japaz, resaltó que “estamos auditando el plan de obras comprometido en la última audiencia pública y las empresas hasta aquí están cumpliendo con lo comprometido”.

Las empresas hacen cargo al Gobierno de lo que falta. Para la Cooperativa Eléctrica Godoy Cruz, significa otro 10% de suba del VAD (Valor Agregado de Distribución), unos $ 35 millones, a condición de destinarlo exclusivamente a engrosar las inversiones.

“Se había acordado ese ajuste adicional de VAD para destinarlo exclusivamente al plan presentado pero falta aprobación de la Legislatura y, por tanto, no lo hemos concretado”, señaló el gerente de la Cooperativa, Julio Gallego.

Para el Ejecutivo, por contrato no hay obligatoriedad sino un parámetro de calidad de servicio a prestar, que, en caso de fallar, deviene en multas.

“Hasta acá cumplimos en invertir lo necesario para brindar un servicio acorde y el pago de deudas”, aseguró.

Cómo se financiará

De cara a lo que viene, las autoridades asumen que en principio no se cargaría en un 100% al ítem que determina los ingresos de las empresas concesionarias, aunque no descartan la necesidad de asistencia financiera extra para nutrir un fondo de unos $ 600 millones.

Por lo pronto, desde el EPRE y el Ejecutivo tienen claro que sea cual fuera la decisión final, su entrada en vigencia queda supeditada al resultado de la próxima audiencia pública que actualizará los números del servicio eléctrico a nivel nacional, convocada por el Enre (Ente Nacional Regulador Eléctrico) para el viernes 17 de noviembre.

Inicialmente, el Plan Obligatorio de Obras preveía casi $ 340 millones a distribuir en al menos 5 “zonas rojas” con mayor déficit en la prestación del servicio.

El poder concedente, a través de la Secretaría de Servicios Públicos, planteó un mapa georreferenciado. En el mismo se identifican al menos 5 grandes zonas en rojo, por sus fallas y las consecuentes multas: el este de Guaymallén, oeste de Capital, noroeste de Las Heras, Valle de Uco y San Rafael.

Dentro de ese mapa, el foco está puesto en la zona de Corralitos y Km 8, Cerro de la Gloria y parte de El Challao, barrios como La Favorita entre otros, el centro de la Provincia, además del Sur provincial.

Según Raúl Faura, del equipo de revisión tarifaria del EPRE, «están en el área de mayor urbanización, hacia el pedemonte y el Este», donde los usuarios sufrieron la mayor cantidad de cortes en 5 años.

Gentileza Los Andes