Neuquén (EPatagonicas) 03 de Nov. – Funcionarios nacionales viajarán a Beijing a mediados de mes. Buscan un préstamo más barato del Eximbank.

Funcionarios del Ministerio de Hacienda de la Nación viajarán a China a mediados de mes en busca de financiamiento para la represa Chihuido. Así lo confirmaron a “Río Negro” fuentes de la cartera que conduce Adolfo Prat Gay, luego de que el crédito que había ofrecido Rusia quedará fuera de juego, según distintas versiones que la Casa Rosada no confirmó de forma oficial.

El subsecretario de Relaciones Financieras Internacionales, Martín Soto, será el encargado de llevar adelante las negociaciones.

Se estima que entre el 14 y 16 de noviembre ese funcionario viaje a Beijing a tratar de cerrar un acuerdo con el Eximbank de China y de esa manera poder lograr el financiamiento.

“En principio hay buena predisposición”, aseguraron en Hacienda, sobre la posibilidad que el financiamiento de ese país baje la tasa del 6,5 por ciento que pretendía cobrar Rusia.

Según comentan en el Gobierno, el objetivo es bajar la tasa por lo menos un punto, es decir que se ubicaría entre 5 y 5,5 por ciento, un número más cercano a los costos que el gobierno nacional cree poder conseguir en los mercados internacionales.

Si bien el financiamiento de China abarcaría la mayor parte de Chihuido, podría quedar un remanente del 15 al 20 por ciento sin cubrir. Según comentan en Hacienda, se están analizando alternativas como el financiamiento con recursos propios del Presupuesto Nacional, algo difícil por el momento, o la opción de algún organismo internacional, como CAF o el mismo BID.

Estas negociaciones, más políticas que económicas, las tomó el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, el funcionario que mayor diálogo tiene con el gobernador Omar Gutiérrez.

¿Eurnekian sigue?

El consorcio que encabeza Eduardo Eurnekian ganó la licitación de Chihuido gracias al financiamiento ruso. Al caerse, muchos creían que podía caerse la adjudicación. Sin embargo, funcionarios de Nación recordaron que existe un punto en el pliego que autoriza al ganador a mejorar su financiamiento.

Esto permitiría al empresario de origen armenio mantener la obra, siempre y cuando el dinero que financie la obra sea más barato.

Un eventual crédito chino también implicaría el cambio de tecnología atada a la presa, lo que obligaría a reformular aspectos técnicos del proyecto.

Un punto del pliego de licitación le permitiría al holding que encabeza Helport, de Eduardo Eurnekian, mantener la adjudicación pese al cambio del prestamista.

Diario Rio Negro