Buenos Aires (EP), 07 de Abril 2021. La solución fue anunciada la semana pasada por la empresa, que apuesta por una incorporación paulatina de este combustible frente a otros como la nafta y el gasoil.

Galileo Technologies presentó una solución innovadora: la Estación Blue Patagonia, un módulo compacto que ofrece compresión, almacenamiento y despacho de hidrógeno (H2) bajo monitoreo remoto las 24 horas todos los días de la semana.

¿Por qué se han embarcado en esta apuesta? “El objetivo ha sido presentar la tecnología y la recepción ha sido muy buena”, comentaron a surtidores.com.ar voceros de la compañía.

Explicaron que no se trata de un lanzamiento estrictamente para Argentina sino que para el mercado mundial, ya que sus productos llegan a 70 países.

La Estación Blue Patagonia tiene la capacidad para dispensar H2 comprimido a 35 y a 70 megapascales (MPa), pudiendo cargar varios vehículos en simultáneo y en un tiempo de 3 minutos por medio de sus mangueras incorporadas o de surtidores independientes.

Su despacho y la capacidad de almacenamiento de hidrógeno que acompaña a la estación también pueden incrementarse con el agregado de tanques. Esta ingeniería modular permite que el equipo provea una solución de combustible limpio en estaciones públicas y privadas, atendiendo a vehículos livianos o flotas de buses, camiones o embarcaciones.

OBJETIVOS

Consultado sobre los objetivos en cuanto a ventas de este tipo de equipos, desde Galileo Technologies explican que “no hay un target definido por el momento”.

“El objetivo no es inmediatamente comercial, sino que se busca acompañar tecnológicamente aquellos desarrollos que se están haciendo en la industria automotriz y desde organismos públicos para que haya vehículos a hidrógeno, los cuales solo emiten vapor de agua desde sus escapes”, explican.

Y agregan: “Para Galileo Technologies, la estación H-Patagonia es el primer mojón en una cadena de valor que también involucrará la producción de hidrógeno verde. Esa cadena de valor procurará que el hidrógeno, desde su producción al consumo, sea un combustible de cero emisiones. Actualmente, solo un 0,1 por ciento del hidrógeno producido en el mundo es verde o producido a partir de fuentes renovables”.

Del mismo modo, sobre la competitividad del hidrógeno respecto a combustibles líquidos, los voceros indican que “no hay precios de comparación por el momento”, aunque señalan que “la tecnología de los vehículos que funcionan con celdas de combustible aun es costosa, pero viene avanzando notablemente en su eficiencia y reducción de costos”.

Actualmente, el desarrollo de los vehículo eléctrico de células de combustible (FCVs) se encuentran en un estado embrionario y solo existen unas decenas de vehículos, principalmente en Estados Unidos y Europa. Caracterizados como vehículos de cero emisiones (ZEVs), los FCVs no emiten gases de efecto invernadero (GHG), particulados, óxidos de azufre (SOx) u ozono (O3) a nivel del suelo. De sus escapes solo se libera vapor de agua.

Estos factores hacen que el H2 sea considerado como una serie alternativa de sustitución de las naftas y el gasoil. Los tiempos de recarga serán un determinante para inclinar las preferencias de los futuros usuarios en favor de los FCVs. Mientras que un auto eléctrico puede reabastecerse en 30 minutos con el cargador más rápido, un auto impulsado por H2 puede estar listo en pocos minutos.

En efecto, desde Galileo Technologies consideran que en los próximos años la Estación Blue Patagonia será un éxito.

Fuente https://surtidores.com.ar/