España (EPatagonicas) 17 de Junio. – La multinacional española Gamesa ha anunciado este viernes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que cuenta con las aprobaciones corporativas oportunas para la integración del negocio eólico de Siemens en la sociedad. Esta unión crearía el mayor fabricante de turbinas del mundo superando a los actuales líderes, Vestas y General Electric y permitiría sumar la experiencia de Siemens en eólica offshore con la presencia de Gamesa en mercados emergentes, donde apenas hay potencia eólica instalada (sobre todo, India, México y Brasil).

Aún así, los términos finales de la operación, que no ha precisado, están pendientes de ser acordados por las partes. El anuncio se produce casi seis meses después de que se desvelase la posible integración de las dos empresas, y parece confirmar que ya no tiene marcha atrás. Ambas compañías sellaron el pasado mes de febrero un principio de acuerdo para combinar sus negocios eólicos, pero la fusión se vio paralizara porque Gamesa debía renogociar una serie de aspectos de la sociedad conjunta Adwen, que controla con Areva.

El posible acuerdo contempla que Siemens le transfiera sus actividades eólicas marinas a la compañía española a cambio de un 60 por ciento del negocio fusionado, lo que ayudaría a captar unas sinergias anuales de unos 200 millones de euros, según las fuentes consultadas por Efe Dow Jones. Además, la nueva compañía tendría una capitalización de unos 10.000 millones de euros, seguirá cotizando en Madrid y estará dirigida por el presidente de Gamesa, Ignacio Martín.

Otras fusiones

La ola de fusiones y adquisiciones no solo incluye a Siemens y Gamesa sino que otras compañías ya han comenzado a hacer sus movimientos. Los más sonados han sido la fusión entre la española Acciona Windpower y la alemana Nordexen octubre, con la que la primera se convertirá en accionista del 29,9 por ciento de la segunda, colocándose entre los cinco mayores fabricantes de aerogeneradores onshore del mundo.

También el gigante norteamericano General Electric ha comprado entre 2014 y 2015 la francesa Alstom Power, por 11.400 millones de euros (12.440 millones  de dólares). Una operación por la que Siemens mostró gran interés, hasta que el Estado francés terminó por decantarse por la estadounidense.

Dentro de su plan de expansión, Siemens también persigue comprar los restos que le quedan a Abengoa, en concreto su filial de ingeniería eléctrica y electrónica, Inabensa, con sede central en Sevilla, España, que ha presentado un amplio beneficio neto este año. Por su parte, Gamesa se ha asociado recientemente con la francesa Areva para construir turbinas eólicas en el mar, por lo que la competencia en el sector está servida, encaminada a un futuro con cada vez menos actores y más fuertes.