Chubut (EP) 04 de Abril. – En una muestra más del compromiso asumido de continuar con las inversiones en el país, los accionistas de Genneia, en cumplimiento con lo resuelto en la Asamblea General Extraordinaria celebrada el 6 de enero de este año, hicieron efectivo el viernes último un aporte de capital en efectivo por un importe de 50 millones de dólares.

La compañía aplicará estos fondos para el financiamiento de la construcción de proyectos eólicos tanto propios como de sus subsidiarias, destinados principalmente a la venta de energía para los Grandes Usuarios, en el marco de los programas RenovAr 1 y 1.5.

Esta capitalización es un gesto más de los accionistas de Genneia de cara a su apuesta al desarrollo, construcción y operación de suministros eléctricos de alta eficiencia y reducido impacto ambiental. La primera muestra se produjo a principios de año, al convertirse en la primera empresa argentina en colocar un bono en el mercado internacional en 2017.

GENNEIA S.A. es una empresa líder en la provisión de soluciones energéticas sustentables, que concentra sus actividades en el mercado de generación, con especial énfasis en la inversión en proyectos que contemplen la utilización de recursos renovables.

Es propietaria y operadora de 9 Centrales de Generación Térmica (338 MW) y del Parque Eólico Rawson (77,4 MW), y tiene planificado construir en etapas sucesivas el Parque Eólico Madryn por 220 MW. En las recientes licitaciones Renovar 1 y 1.5, la compañía fue adjudicada con los proyectos Villalonga (50MW), Chubut Norte (28,35MW) y Pomona (100 MW). Planea llevar adelante en forma conjunta con Centrales de la Costa Atlántica el Proyecto Necochea (38 MW). Además, está ampliando en 24MW el Parque Eólico Rawson para destinarlo a la venta de energía a privados.

Composición accionaria de Genneia

El 44 por ciento de Genneia pertenece a PointState Argentum; el 25% a Fintech Energy LLC; otro 25% distribuido entre Jorge Brito, Jorge Pablo Brito y Ezequiel Carballo, y el resto a LAIG Investments, a través de su vehículo Prado Largo.

Fuente EconoJournal