Buenos Aires (EP) 1 Dic. – La empresa Goldwin comenzó los trabajos sobre el terreno que albergará a este sistema de energía que abastecerá a la región.

Durante las últimas horas, el intendente municipal Germán Di Cesare, recorrió La estancia  “La Rosa Blanca”, situada sobre la ruta 88 en proximidades del acceso a la localidad de Mechongué donde la empresa “Goldwin”, fabricante de turbinas más importante de China, comenzó la construcción del parque eólico “Vientos de Miramar”.

Cabe señalar, que esta localidad ingresó dentro del Plan de Energías Renovables en Argentina (RenovAR) y fue seleccionada en 2016 para la construcción del predio donde esperan generarse unos 97,65Mw. Para eso, según consta en el proyecto original, se colocarán unas 29 turbinas a 90 metros, siendo el plazo de ejecución 698 días.

Este tipo de energía limpia  no genera emisiones ni residuos a la atmósfera, es la que menor impacto tiene sobre el medio ambiente no produciendo alteraciones sobre las fuentes de agua ni en la composición del suelo o su erosionabilidad y comparada con otros combustibles, como el gas, el petróleo o el carbón, tiene una influencia cero sobre el entorno natural en el momento de ser transportada.

Asimismo, según argumentaron desde el municipio a LA CAPITAL, “está próximo a empezar la confección del otro  parque eólico ‘Vientos de Fray Güen’, que se emplazará también en cercanías de Mechongué”.

Previo al desarrollo de ambos proyectos se realizaron estudios para reconocer el potencial climático de la zona, de hecho, el mínimo de pre factibilidad del viento es de 7 m/s, y en ese sitio tras un monitoreo constante de 4 años, promedió 8,5 m/s.

Otra de las cuestiones que trascendió desde el gobierno comunal, es que “culminados los trabajos el distrito tendrá la  mayor generación de energía eólica del país en relación a la capacidad que se instalará, siendo una fuente de energía renovable y segura.

Será una gran novedad debido a que la energía que se consume en la zona proviene en parte de la Central 9 de Julio de Mar del Plata, la cual trabaja al límite de su capacidad y en temporada de verano requiere el apoyo de equipos extra para cumplir con la alta demanda, debido al incremento poblacional por la llegada de turistas.

Este nuevo servicio alcanzaría a unas 80.000 personas, aunque es bastante variable ya que Miramar actualmente consume 30Mw y hay 40.000 usuarios.

“Igualmente dependerá del gasto y el accionar de la industria ya que con esto se reduciría bastante el promedio, pero en líneas generales podría cubrir la necesidad energética de 100.000 habitantes”, confiaron a este matutino, fuentes relacionadas al proyecto.

Por otra parte, desde la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) certificaron que una vez concretada la licitación través del programa Renovar, se accede a los beneficios fiscales vinculados al proyecto, como anticipo de IVA, ganancias y exención de los derechos de importación, entre otros.

Gentileza La Capital de Mar del Plata