Tierra del Fuego (EPatagonicas) 26 de Oct. – La provincia está buscando financiamiento para construir una central de ciclo combinado de 800 Mw en la zona de San Sebastián con el fin de agregar valor en sitio al gas. El proyecto prevé la ampliación del Sistema Interconectado Nacional hasta la isla.

La necesidad de incorporar valor en sitio a la producción local que se extrae en la isla y el viejo anhelo de contar con una central eléctrica de gran porte en su territorio se combinaron para que la gobernación de Tierra del Fuego pusiera proa en esa dirección. En concreto, la administración de Rosana Bertone apunta a viabilizar la construcción de un ciclo combinado de alrededor de 800 megawatts (Mw) de potencia en la localidad de San Sebastián, según confirmó Omar Nogar, secretario de Energía provincial.

Primero deberá sortear un obstáculo no menor: la ausencia de un tendido en alta tensión para transportar al resto del país la electricidad generada en esa usina. En ese caso también los planetas parecen estar alineándose. La gobernadora Rosana Bertone negocia con el Ministerio de Interior y con otros organismos de Nación la ampliación del Sistema Interconectado Nacional (SIN) hasta la isla.

“Tierra del Fuego es la única provincia que no cuenta con acceso al SIN. Por eso estamos en conversaciones con el Consejo Federal de Energía Eléctrica (CFEE) y con varios estamentos del Ejecutivo nacional para extender la red de alta tensión hasta nuestra provincia”, indicó Nogar en diálogo con Revista Petroquímica, Petróleo, Gas, Química & Energía.

De los 800 Mw de potencia de la usina, cerca de 200 Mw serían consumidos en la isla. El resto se vendería al resto del país. Es una forma de agregar valor al gas que se explota en la provincia.

Nogar: “Tierra del Fuego es la única provincia que no cuenta con acceso al SIN. Por eso estamos en conversaciones con el Consejo Federal de Energía Eléctrica (CFEE) y con varios estamentos del Ejecutivo nacional para extender la red de alta tensión hasta nuestra provincia”

“Ya realizamos un estudio técnico y ambiental para definir la factibilidad del proyecto. Y estamos avanzando con varios organismos multilaterales de crédito para definir el financiamiento de la obra”, precisó el funcionario. En esa nómina figuran el BID (Banco Interamericano de Desarrollo) y la CAF (Corporación Andina de Fomento), entre otros.

En conjunto, la extensión del sistema interconectado hasta la isla y la construcción de la central de ciclo combinado demandarán una inversión cercana a los u$s 1.300 millones. “Estamos evaluando todos los modelos de negocios que están al alcance, desde sacar una licitación para que un privado se encargue de la obra hasta asociar a alguna empresa productora de gas en el proyecto”, indicó Nogar.

Grandes centrales

El Gobierno apunta a lanzar durante el mes de octubre una invitación a las generadoras a que manifiesten interés para instalar centrales termoeléctricas de ciclo combinado de gran tamaño.

Tras esa manifestación de interés, el Gobierno prevé lanzar antes de fin de año un pliego licitatorio para instalar grandes usinas por una potencia de 2.000 megawatts (Mw).

La intención es adjudicar la construcción de al menos tres nuevas usinas termoeléctricas de alrededor de 800 Mw. Es una compulsa que apunta a inversiones de entre u$s 3.000 y 400 millones.

“Vamos a llamar a una manifestación de interés antes de lanzar oficialmente el proceso. Queremos presentar la licitación antes de fin de año”, aseguró un funcionario nacional que prefirió la reserva de su nombre.

La licitación busca ampliar el parque de generación eléctrica para superar la crisis que enfrenta el sector.

Ampliación

La cartera que dirige Juan José Aranguren oficializó en julio, mediante la selección de las compañías, la segunda etapa de licitación para la creación de nuevas centrales eléctricas por 956 Mw, con una inversión total que superará los u$s 800 millones.

De esta forma, se adjudicaron otros siete proyectos por 956 Mw, que estarán generando entre el 30 de enero y el 1 de diciembre de 2017. Entre las firmas seleccionadas se encuentran la estatal YPF, Genneia, So Energy, Araucaria Energy y el grupo MSU (Rio Energy), quienes ofrecieron cobrar entre u$s 17.800 y u$s 21.963 por Mw por mes.

Según indicaron fuentes del Ministerio de Energía, esos montos representan un ahorro del 17%, a comparación de lo que se había propuesto anteriormente.

En este sentido, desde la cartera de Aranguren esperan que para el próximo verano 2016-2017 se encuentren disponibles 653 Mw nuevos producto de estas licitaciones, 455 Mw del primer llamado y otros 198 Mw adjudicados en esta segunda instancia.

Éste es el resultado del pedido de mejora de las ofertas económicas que hiciera la Secretaría de Energía Eléctrica como parte del proceso licitatorio convocado por la Resolución S.E.E 21/2016, sólo para aquellos oferentes que participaron en la licitación “Nueva capacidad de generación de energía eléctrica en módulos mínimos de 40 Mw de potencia”, y cuyas propuestas no fueran adjudicadas. En total, se recibieron 21 ofertas económicas por 2.278 Mw. ©

Fuente Revista Petroquimica