Buenos Aires (EP), 14 de septiembre 2021. Acero, aluminio, cobre y neodimio son algunos de los materiales requeridos para la fabricación de aerogeneradores que han sufrido incremento en sus costos.

Durante el “Solar & Wind Virtual Summit”, Farid Mohamadi, Head of Sales en Colombia, Centroamérica y el Caribe para Enercon, alertó que los proyectos eólicos podrían costar unos USD 200.000 más por turbina, producto de aumentos en el precio de las materias primas. ¿A qué se refirió este referente de la industria?

“Hubo un cambio drástico en las condiciones de la cadena de valor”, introdujo Mohamadi.

Como parte del panel de debate “Claves de la competitividad del sector eólico en la región”, advirtió que además del alza en los costos de fletes marítimos el incremento en el precio de materiales como acero, aluminio, cobre y neodimio están afectando duramente a la industria eólica.

“Cuando teníamos una torre clásica de 300 toneladas, comprábamos a USD 600 la tonelada. Ahora, prácticamente un año después, está al doble: USD 1200 la tonelada”.

“Eso significa que tenemos un costo adicional de más o menos USD 200.000 por turbina. Es enorme la diferencia (…) y eso obviamente afecta a todo el sector”, alertó.

Para superar este aumento que podría complicar el avance de nuevas inversiones en el sector, Farid Mohamadi puso a consideración: “todos debemos absorber un poco este impacto”.

No sería una tarea fácil; por lo que, según el experto en eólica esta situación podría continuar afectando a la industria inclusive el próximo año. Pero estrategias para lograrlo habría más de una en toda la cadena de valor.

“Realmente, si bien no veo una mejora a corto plazo, pensamos que la eólica va a ser más competitiva que otros tipos de energía, porque estamos desarrollando las herramientas para enfrentar ese incremento de precio. Hay formas de optimizar la cadena de valor comprando en unas fábricas y no en otras, por ejemplo, para procurar aumentar lo menos posible a nuestros clientes, a los promotores”, señaló el gerente de ventas para toda la región norte de Latinoamérica y el Caribe de Enercon.

Ahora bien, cuando hablamos de competitividad en el sector energético también es preciso referirnos al mercado en el que podrán en juego sus precios las distintas tecnologías para generación.

Entre los aspectos que hacen a la madurez de algunos mercados por sobre otros, Farid Mohamadi destacó: el nivel del recurso natural, el apoyo del sector público, el precio promedio de la energía en ese mercado y el aporte de la banca.

Respecto al recurso, explicó que también hace a la competitividad de los proyectos eólicos el lugar de emplazamiento y los vientos que allí transiten. Mientras que en lugares como La Guagira o la Patagonia argentina o chilena, el recurso permite factores de planta envidiables para el resto del mundo; otros casos como Yucatán, tener la misma generación a partir de la cinética del viento exige a los desarrolladores diseñar los proyectos con torres mucho más altas y diámetro de rotor más amplio, lo que implica un costo mayor para la tecnología, que se ve reflejado luego en un costo de la energía comparativamente más alto que en otras localizaciones.

Otro aspecto a considerar sería el soporte de parte del gobierno. Desde la óptica de Farid Mohamadi, esto llevaría a valorar positivamente a los países que asumen costos adicionales en beneficio del sistema eléctrico, como ser la instalación de las nuevas líneas de transmisión requeridas para interconectar a los nuevos proyectos.

El precio promedio de la energía en cada mercado, dependiente muchas veces del sector público, y el apoyo de la banca afectará además el costo de capital y este a su vez impactará en el LCOE de los proyectos.

“Tenemos por ejemplo mercados muy maduros dónde todo el marco regulatorio está hecho para fomentar la energía eólica, para que haga parte de la matriz nacional.

Y en otros países el escenario no está tan desarrollado. Aún hay jurisdicciones donde ni siquiera se puede contratar un PPA entre empresas.

Esas diferencias entre los distintos países respecto al marco regulatorio y fomento a las energías renovables crea una disparidad de oportunidades importante entre unos y otros”, concluyó.

Fuente https://www.energiaestrategica.com/