Buenos Aires (EP) 28 de May. – La demanda de energía eléctrica en abril registró una baja de 11,5 por ciento si se lo compara con el mismo periodo de 2019. El descenso se vio influenciado por el decreciente uso industrial y comercial a raíz del aislamiento obligatorio por la pandemia del COVID 19.

La demanda neta total del MEM fue de 8.469,8 GWh; mientras que, en el mismo mes de 2019, había sido de 9.574,2 GWh de lo cual resulta el descenso de 11,5%.

Los datos se desprenden de un informe de la Fundación Fundelec e indican que luego de siete meses consecutivos de subas, durante abril se dio una la caída interanual más pronunciada de los últimos veinte años.

También se dio una baja a comparación de marzo de este año, ya que la demanda allí fue de 11.064,4 GWh.

Según detalla CAMMESA, el 43% del consumo total del mes se debe a consumo residencial, un 30% al comercial y, por último, el industrial con un 27%.

Revista Petroquimica, Petroleo, Gas, Quimica & Energia