Santa Cruz (EPatagonicas) 16 de Marzo. -¿Por qué los proyectos de energía solar, eólica o de Biomasa cierran con valores más altos que en Chile, Perú, Brasil o Uruguay? Se destaca el peso del costo de financiación ¿Qué otros factores entran en juego? Perspectivas de las licitaciones que lanzará el Gobierno en junio.

¿Por qué los proyectos de energía solar, eólica o de Biomasa cierran con valores más altos que en Chile, Perú, Brasil o Uruguay?

¿Por qué los proyectos de energía solar, eólica o de Biomasa cierran con valores más altos que en Chile, Perú, Brasil o Uruguay?

A través de la Resolución 108, las empresas encontraron un marco legal para cerrar contratos del tipo PPA con la Compañía Administradora del Mercado Eléctrico (CAMMESA). Los últimos que se rubricaron, en el año 2015, establecían el pago de 240 dólares por MW/h a las iniciativas de energía solar fotovoltaica, 120 para eólica y aproximadamente 180 para Biomasa.

En Perú, la última licitación resultó con 37 dólares en promedio para los proyectos adjudicados de energía eólica, 48 dólares para fotovoltaica, 43 hidroeléctrica y 77 dólares para Biomasa.

Entre las 31 empresas participantes que se presentaron a la subasta de solar fotovoltaica en Chile el precio medio de las ofertas ganadoras fue de 79.30 dólares el MW/h, 40 por ciento menos que en un concurso de características similares en 2013.

Entre los oferentes, tres parques solares ofrecieron vender energía entre 65 y 68 el MWh. A su vez, dos parques eólicos ofertaron 79 dólares y una planta termosolar con almacenamiento ofreció abastecimiento por 97 dólares.

¿A qué se debe esta diferencia de precios con Argentina? En el caso de la eólica, Héctor Fernando Mattio, reconocido experto en la materia, compara que “las tarifas de Brasil y Uruguay son variables según la inflación”, mientras que “en Argentina son fijas y a 15 años”. En los países vecinos, los contratos son a 20 años, lo que permite recuperar el capital en 5 años más los equipos.

Este punto está siendo revisado por la Subsecretaría de Energías Renovables que conduce Sebastián Kind, quien días atrás anunció que se estudia en la Reglamentación de la Ley 27.191, estirar los plazos de los contratos para compra de energía renovable a 20 años.

El plato fuerte, acentúa Mattio tiene que ver con que “Brasil, Uruguay, Chile y Perú consiguen créditos a tasa de interés por debajo del 4 o 5 por ciento y en Argentina solo se consiguen créditos al 12 por ciento”.

En la misma línea, Erico Spinadel, presidente de la Asociación Argentina de Energía Eólica (AAEE) reafirma que “se debe a que nuestros costos de financiación y de impuestos son mucho más altos que los de otros países. Esto nos lleva a tener costos más que dobles”.

Las últimas iniciativas que se estaban negociando con CAMMESA mientras la Resolución 108 todavía funcionaba como marco legal – actualmente está suspendida – establecía contratos de eólica por 112 dólares el MWh.

Por estas y otras cuestiones, el Ing. Carlos Ferrari, Gerente Técnico y de Desarrollo de Electroingeniería ICS SA, plantea que “los precios de la subasta en Perú no los tomaría como referencia”. El ejecutivo sostiene que “tanto el equipamiento como los costos de construcción y financiamiento son los que definen el precio del MWh”.

Aún con la nueva Ley 27.191 en marcha, Ferrari entiende que las condiciones de inversión no serán iguales a Perú, Chile o Uruguay, cuando el Gobierno lance las licitaciones previstas para el mes de junio: “la diferencia se achica pero no se iguala, sigue teniendo peso en el flujo la financiación y costos internos”.

El especialista en Biomasa, Martín Fraguío, director ejecutivo de la Asociación Maíz y Sorgo Argentino (MAIZAR) señala que “los altos costos del capital en Argentina, sumado al riesgo de incumplimiento de las autoridades de aplicación en los últimos años generan un aumento en el riesgo empresario y de recupero del capital”.

Tal es así que las empresas que vienen a invertir a nuestro país esperan conseguir el dinero invertido en cuatro años, durante el período presidencial vigente, ante el temor del cambio de las reglas de juego en el futuro.

Sobre este tema, Hugo Brendstrup, Gerente de Tecnología Industrial y Energías Alternativas de Invap Ingeniería, expresó: “es sabido que la inversión inicial y el costo del financiamiento son los factores que más influyen en los costos de la generación eólica, mientras que -no habiendo costo de combustible- el costo de operación y mantenimiento (en el orden de 18 USD por MWh) es más bajo cuanto mayor sea el factor de capacidad del parque y en ese sentido nos ayuda el excelente recurso eólico con que contamos en nuestro país, el que permitirá un más rápido recupero de la inversión”.

Por su parte, es optimista de cara al futuro: “una vez logrado el despegue eólico y creada la confianza en el mercado, los costos de las energías renovables en la Argentina (sobre todo la eólica) seguramente terminarán nivelándose con los de Brasil, Chile y Uruguay, incluso probablemente a la larga nuestros costos resulten más bajos que los de los países vecinos”.

Brendstrup destaca que “cada MWh generado mediante turbinas eólicas evita el ingreso al sistema de un MWh generado en centrales térmicas de combustible fósil líquido, importado, que lleva a un costo de generación superior a los 200 dólares”.

FUENTE: Cámara Argentina de Energías Renovables (CADER) – Reporte Ejecutivo del Sector Eléctrico