Río Negro (EP) 08 de Oct. – De a poco, la energía solar se instala en Bariloche. Una cámara de seguridad en la vía pública y un espacio para recargar el celular en la costanera, son los primeros pasos desde el ámbito público para utilizar esta energía limpia en la ciudad.

La energía solar es una de las modalidades de renovables, que no afectan al medio ambiente, que se utilizan en todo el mundo aunque en Bariloche su presencia data de corto plazo y recién en el último mes surgieron propuestas desde el Estado.

El uso de la energía solar en espacios públicos, se inició semanas atrás en la costanera, junto al PumpTruck, donde la Secretaría de Energía de la provincia instaló el llamado “punto solar” que consiste en proveer de agua caliente y energía eléctrica para enchufes 220 voltios y cables USB, para la recarga de dispositivos móviles.

Consta de un panel solar 265W AE Solar con seis spots de iluminación de 20 W con fotocélula y un panel de carga con 4 puertos USB y 4 tomas 220V. Además tiene un termotanque solar con un sistema de calentamiento de alto rendimiento con termostato.

El objetivo de estos puntos solares es “acercarle a la gente lo que significan las energías renovables” para que conozcan cómo se genera energía eléctrica y cómo se puede calentar el agua a través del panel solar, indicó Andrea Confini, secretaria de Energía Eléctrica de la provincia.

También la Municipalidad decidió hacer uso de la energía solar. El punto de partida de este sistema tiene la función de alimentar de energía a una cámara de seguridad instalada en la vía pública, en el barrio Lera.

Esta cámara es la primera del sistema de monitoreo municipal que se abastece de energía de manera autónoma, con sus propios paneles solares, y sin estar conectada a la red eléctrica convencional.

El gobierno informó que la cámara lleva dos baterías y cada batería ofrece una autonomía de 48 horas. El objetivo es utilizar esta instalación para extender la red de cámaras en áreas donde no llega la electricidad.

Las viviendas particulares o comercios también pueden hacer uso de la energía solar desde hace dos años, con la reglamentación de la conexión de este sistema a la red de distribución eléctrica.

La primera instalación de este tipo en Bariloche se realizó en septiembre de 2017 cuando un usuario local, que se dedica a la comercialización de paneles solares, instaló un equipo para la autogeneración de energía mediante paneles.

Este particular hizo uso de un equipo fotovoltaico de 2.500 watts con 10 paneles.

Las construcciones nuevas que superen los 200 metros cuadrados deberán tener condiciones mínimas de acondicionamiento térmico y eficiencia energética, si prospera una ordenanza que se debate en el Concejo Municipal.

El proyecto, que ingresó el año pasado, prevé la exigencia de aislamiento a grandes obras para la disminución del impacto ambiental, el ahorro de energía y la optimización del recurso. Alcanzará tanto a obras públicas como privadas, destinadas a comercios, viviendas u hospedaje turístico.

La norma establece exigencias precisas para muros, pisos y techos, con materiales especiales para mejorar el aislamiento de la construcción.

La propuesta, impulsada por concejales del Frente para la Victoria, establece un criterio de progresividad que está bajo análisis en la comisión de Obras y Servicios Públicos ya que el Ejecutivo propuso acortar los plazos de aplicación y reducir la superficie cubierta de las obras a las que se les exigirá el aislamiento térmico. Según informaron desde Diario Rio Negro.

El proyecto original establece la exigencia inmediata para obras nuevas de más de 200 metros cuadrados que se construya en un mismo lote. A partir de los 5 años de vigencia de la ordenanza, los requisitos de aislamiento térmico se harán extensivos a refacciones o ampliaciones de obras que con las modificaciones superen los 200 metros cuadrados construidos.