Europa (EP), 15 de Abril 2021. Un nuevo estudio de la Universidad Tecnológica de Lappeenranta predice que la energía solar podría alcanzar incluso una cuota del 69% del suministro total de energía primaria a finales de la primera mitad del siglo. En términos de precio, se espera que la energía solar fotovoltaica alcance un coste de 246 euros/kW instalados para proyectos a escala comercial, y de 537 euros/kW para instalaciones residenciales en 2050. Sin embargo, se espera que el coste nivelado de la energía (LCOE) se mantenga constante durante las próximas tres décadas, ya que la transición energética se llevará a cabo también con tecnologías de almacenamiento, una mayor flexibilidad y la producción de combustibles sintéticos.

El catedrático de economía solar Christian Breyer y su equipo, de la Universidad Tecnológica de Lappeenranta (Finlandia), han revisado al alza sus perspectivas sobre la cuota que tendrá la energía solar fotovoltaica en el mix eléctrico mundial en 2050, pasando del 68% al 76%.

En el estudio “Low-cost renewable electricity as the key driver of the global energy transition towards sustainability” (“La electricidad renovable de bajo coste como motor clave de la transición energética mundial hacia la sostenibilidad”), el equipo finlandés utilizó su modelo de transición del sistema energético para demostrar la viabilidad económica de un mercado energético mundial basado en una cuota del 100% de energía renovable, y predijo que la energía solar, gracias a una capacidad mundial instalada de unos 63,38 TW, podría incluso alcanzar una cuota del 69% del suministro total de energía primaria a finales de la primera mitad del siglo.

En el escenario propuesto, en el que se alcanza el objetivo de limitar el calentamiento global por debajo de 1,5 grados Celsius, los sectores de uso final, como el transporte y la calefacción, están casi totalmente electrificados. Sin embargo, a pesar de la fuerte caída de los precios de la electricidad proporcionada por la energía solar y otras renovables, se espera que el coste nivelado de la energía (LCOE) de todo el sistema se mantenga constante entre 50a y 57 €/MWh durante las próximas tres décadas, ya que la transición energética se llevará a cabo también con tecnologías de almacenamiento, una mayor flexibilidad y la producción de combustibles sintéticos. “Ya no consideramos el LCOE de una sola tecnología, sino las soluciones de sistemas energéticos de menor coste, lo que desplaza el foco de atención a las soluciones integradas”, dijo el profesor Breyer a pv magazine.

En el estudio, sin embargo, se indica el capex de todas las tecnologías necesario para el LCOE del sistema. “El capex de la fotovoltaica es el más decisivo”, añadió Breyer.

Según las estimaciones del grupo, por ejemplo, se prevé que el capex de un proyecto fotovoltaico residencial baje de 1.169 euros/kW instalado en 2020, a 826 euros en 2030, 650 euros en 2040 y 537 euros en 2050. El coste de la energía fotovoltaica comercial se prevé que alcance los 397 euros/kW-instalado en 2050, frente a los 907 euros de 2020, los 623 euros de 2030 y los 484 euros de 2040. En cuanto a los tejados industriales, se prevé que el coste disminuya de 682 euros/kW instalado en 2020 a 459 euros en 2030, 353 euros en 2040 y 289 euros en 2050.

En cuanto al negocio a gran escala, el grupo facilitó los precios de dos plantas fotovoltaicas: de estructura fija y con seguidores de un eje, y descubrió que la segunda categoría experimentará un descenso de precios de 638 euros/kW instalado en 2020 a 429 euros en 2030, 330 euros en 2040 y 271 euros en 2050. En cuanto a la primera categoría, se prevé que alcance un capex de 246 euros/kW-instalado, de 580 euros en 2020; 390 euros en 2030; y 300 euros en 2040.

El informe también prevé que la desalinización con energías renovables podrá resolver el problema de la escasez de agua, proporcionando 3.000 millones de metros cúbicos de agua limpia al día, y que la tecnología “power-to-x” estará plenamente implantada.

“Los resultados de nuestro estudio describen un escenario que ha sido calificado como imposible según los informes del IPCC”, dijo Breyer. “Sin embargo, somos capaces de demostrar que, con una amplia electrificación directa e indirecta del sistema energético, y un suministro de electricidad basado en las energías renovables, se pueden alcanzar los objetivos climáticos sin aumentar el coste por unidad de energía”.

Por otra parte, dos estudios recientes han demostrado por separado que los escenarios del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) que evalúan las vías de descarbonización mundial siguen prediciendo una capacidad fotovoltaica futura demasiado baja y unos costes de propiedad demasiado elevados para la tecnología solar. Un estudio de la Universidad de Aarhus, en Dinamarca, ha demostrado que los escenarios de los modelos de evaluación integrados (IAM) para 2050 del IPCC han subestimado la energía fotovoltaica durante los últimos 14 años, y una investigación anterior realizada por científicos de la Universidad de Ginebra, en Suiza, descubrió que las entidades europeas esperan una tasa de crecimiento anual compuesta mucho más alta para la energía solar fotovoltaica que sus homólogos asiáticos y norteamericanos. También señaló que los escenarios de crecimiento del IPCC son más conservadores que otras predicciones.

Fuente https://www.pv-magazine-latam.com