Buenos Aires (EP) 30 de mayo. – Cuesta 79,1 dólares por MW por hora, muy por encima de los 45 dólares con una Central térmica.

La Compañía Administradora del Mercado Eléctrico Mayorista (CAMMESA) anunció en las últimas horas que el precio promedio de la energía renovable generada en nuestro país, a febrero de este año, fue de fue de 79,1 dólares por MW por hora (MWh). Al respecto, desde el Gobierno Nacional afirmaron que ese valor se reducirá paulatinamente a medida que se incorporen parques más eficientes, tanto eólicos como fotovoltáicos, pero, más allá de esa especulación oficial, actualmente la cifra se ubica muy por encima de los 45 o 50 dólares que cuesta generar energía eléctrica con una central térmica eficiente en base a gas.

Además, los 79,1 dólares del MWh de energía renovable no contemplan el costo del régimen de promoción fiscal previsto en la Ley de Renovables Nº 27.191, que podría encarecer el precio en un 10-12%, según admiten las empresas generadoras. Este diferencial está generando un creciente debate en el sector, e incluso puertas adentro del Gobierno Nacional, sobre hasta qué punto conviene seguir expandiendo las energías renovables cuando el país está apostando por el yacimiento neuquino de Vaca Muerta y necesita mercados para apuntalar ese desarrollo.

El dato que informa CAMMESA surge de todos los proyectos renovables que están en operación comercial en el país y que inyectaron energía al país. De los 23 contratos vigentes en las compras conjuntas, la energía total entregada en el mes fue de 166.790 MWh con un precio promedio fue de 79,1 dólares por MWh. En tanto, cabe aclarar que quedan excluidos del informe los proyectos de energías renovables bajo el Mercado a Término (MATER).

Programa Renovar

El informe también detalló que los ocho contratos bajo el programa Renovar 1.5 fueron los proyectos que entregaron la energía más barata, ya que en el mes de febrero fue de 67,3 dólares por MWh con 43.444 MWh de energía renovable entregadas. Luego, le siguen los 11 contratos firmados bajo el Renovar 1, con un precio promedio de 75,3 dólares por MWh a partir de un total de energía entregada de 90.920 MWh.

Con un precio un poco más caro continúa el único proyecto bajo la resolución 202, que entregó 24.720 MWh y tuvo un precio de 89,6 dólares MWh. Finalmente, los tres proyectos del programa Renovar 2 de la Fase 1 fueron los contratos que entregaron la energía renovable más cara del mes de febrero. En total, el precio promedio fue de 156 dólares MWh y entregaron 7.707 MWh.

Nuevas tecnologías

Por su parte, la expectativa oficial desde Casa Rosada es que cuando entren en operación los grandes proyectos eólicos y solares del programa Renovar, el precio promedio de las energías renovables en la Argentina se ubique alrededor de los 70 dólares. Sin embargo, aún si el costo baja a 70 dólares sigue estando muy por encima del valor promedio de la energía eléctrica producida con el gas de cuatro dólares por millón de BTU.

Así, el alto costo relativo que supone generar energía eléctrica con los proyectos renovables, sumado al costo fiscal del régimen de incentivo en un contexto de crecientes restricciones presupuestarias, genera dudas sobre la conveniencia de seguir expandiendo la matriz renovable. Sin bien es cierto que la ley de promoción de energías renovables prevé en su Artículo 8 la obligación de alcanzar con energías renovables el 20% del total del consumo nacional para 2025, lo cierto es que esa norma se remonta a septiembre de 2015, cuando Vaca Muerta recién estaba comenzando a despegar.

Revisión de las propuestas

A su vez, el costo de generación de energía eléctrica con gas no sólo es mucho más barato en términos relativos sino que además genera toda una serie de externalidades económicas que las renovables no tienen. Si bien las renovables son una energía limpia, el gas es un combustible más limpio que el carbón y que el petróleo. Por su parte, Argentina tiene ese recurso, lo puede extraer a precios competitivos, genera ingreso de divisas, impacta positivamente sobre la industria nacional, tanto de las PyMEs como grandes firmas, y genera puestos de trabajo.

Asimismo, las renovables se expandieron en los últimos tres años con contratos en dólares a 15 años, incentivos fiscales, garantías del Estado Nacional y del Banco Mundial y prioridad de despacho, pero a medida que crece, apuntala por todas esas ventajas, le resta mercado a una industria del gas que es claramente más competitiva y con respaldo oficial puede terminar de convertirse en una de las llaves para abrir el camino hacia un esquema de mayor desarrollo industrial.