Río Negro (EP) 17 de Agosto. – El gobernador Alberto Weretilneck admitió que hay que volver a evaluar el proyecto de instalación de la central nuclear en Río Negro, en función de los resultados de las elecciones PASO. Sin embargo, sostuvo su idea sobre la oportunidad para la provincia y la generación de empleo.

La idea del gobierno nacional es que la quinta planta esté en la costa atlántica rionegrina. Primero avanzará -desde comienzos del año próximo- en la construcción de la cuarta en la provincia de Buenos Aires. Lo que da un plazo de tiempo razonable (2 años) a la administración Weretilneck para reevaluar el proyecto.

“Para mí, la construcción de una usina nuclear para producir electricidad, es una gran oportunidad para Río Negro porque genera miles de puestos de trabajo” reiteró el gobernador ayer, en diálogo con FM La Súper. “Pero evidentemente, si la gente no la quiere, no la quiere. No se puede ir en contra del pueblo”, evaluó.

Weretilneck admitió que la instalación o no de la central nuclear “es un tema que lo iremos evaluando con el tiempo, pero está a la luz de todo lo que se ha dicho que hay que reevaluarlo”.

Sin embrago, el gobernador también dejó algunas inquietudes del resultado electoral: “También si uno analiza que la boleta de ‘no a la central nuclear’ de (Magdalena) Odarda sacó el 13% de los votos, da para rever”. “A Cambiemos no le fue mal, y el gobierno nacional es el que impulsa el desarrollo nuclear”. “Entonces no hay que hacer lecturas tan lineales”, planteó.

En rigor, en los sitios donde la planta nuclear tuvo más rechazos, fue donde se debatió su instalación: Viedma fundamentalmente, San Antonio y Sierra Grande. En la capital provincial el oficialismo terminó cuarto. Odarda, segunda. Evidentemente, se sintió el impacto.

Ahora, a la luz de los resultados y con la imperiosa necesidad de aumentar el caudal de votos en octubre, es posible que el proyecto nuclear vaya al freezer.

Fuente ADN Río Negro