Santa Cruz (EPatagonicas) 30 de Nov. – Según Clarín, el gobierno de Macri apunta a que la usina permanezca cerrada.

No lo dice un medio opositor, ni -según el grupo de Eduardo Costa, que dirige la empresa minera- sectores que pongan “palos en la rueda”; lo dice Clarín, el medio que blindó a Macri hasta ganar las elecciones y hasta entrado el primer año de gestión. La usina permanecerá cerrada, y se insiste en buscar instalar el perfil de pueblo fantasma.

Ayer el diario Clarín con la corresponsalía de Lucia Salinas publica dos notas sobre el yacimiento minero, una volviendo a insistir con instalar en la opinión pública el perfil de pueblo fantasma con la nota: “Río Turbio: La ilusión patagónica que se convirtió en pueblo fantasma”, justo en momentos en que se vivía el aniversario de la localidad de 28 de Noviembre, localidad que integra los pueblos de la cuenca, omitida en la nota del diario; y la otra nota titulada: “Vida y pasión de minero: seis horas bajo tierra, con el sueño de la reactivación”, brindando el mismo corte pero instaurándolo desde la visión de un “minero modelo”.

En el primer artículo, se hace referencia a la paralización de las obras y su consecuencia del alejamiento de mano de obra, como el achique económico en en lugar, con el cierre de comercios y disminución del consumo en el pueblo. Además, afirma el diario que desde fuentes del gobierno se asegura que la usina permanecerá cerrada hasta que se analice cual será el mejor camino para retomarla.

clarin

Lo que no dice la nota es cuál es la expectativa del gobierno central en tomar ese “mejor camino”. Está claro que la versión de instalar un pueblo fantasma, y culpar de ello al gobierno anterior, es la táctica mediática del diario, ya que hacer creer a buena parte de la opinión pública de que aquí hay un pueblo fantasma, de seguro le abre las puertas de par en par a cualquier esquema a posterior para retomar la obra, lo cual no descarta privatizaciones, concesiones, u otros esquemas. Lo que no cuenta este articulo es que mientras Clarín instala, con ayuda de vecinos de la comunidad, la versión del pueblo fantasma; la intervención de YCRT lleva adelante una millonaria fiesta por el aniversario del día del minero y del pueblo, que van desde mega eventos deportivos de corte casi elitista, elecciones de reina, musicales, y festividades las cuales incluyen el tradicional ingreso al interior de minas que la misma intervención, y los mismos que acompañan las visitas del diario Clarín, denunciaron como un lugar inseguro.

Pero el cinismo de Clarín no concluye allí; también el mismo día por separado, otra nota plantea la misma idea de abandono y de echar culpas al gobierno anterior sobre la inversión de una obra que hoy esta frenada por el actual gobierno; pero desde la mirada del “minero modelo” relatando su padecer por esto en su día a día laboral.

Para ello, el diario le cuenta al resto del país, el pensar del minero Walter Geréz quien en su relato habla del abandono, de la necesidad de sacar carbón, además de echar culpas al kirchnerismo.

Lo que no cuentan las crónicas de Lucía Salinas, es que no es la primera vez que Walter Gerez sirve de “minero modelo” para instalar el mensaje de la prensa oficial del macrismo. Gerez de hecho tiene instantáneamente asignada esta tarea cada vez que un medio nacional oficialista se presenta para hacer una nota sobre YCRT, la usina, las inversiones, y cargar sobre todo ello al kirchnerismo.

Y no es causalidad, Gerez ha sido tiempo atrás opositor a la gestión anterior en YCRT desde la APS, la asociación gremial local que representa al esquema de técnicos que trabajan en el yacimiento; y actualmente el “minero modelo” es parte del gabinete de asesores de la nueva intervención que conduce políticamente el diputado Eduardo Costa, a través de Omar Zeidán como Interventor de YCRT con rango de secretario de Estado.

Mientras a niveles nacionales, desde el gobierno central se busca fortalecer la idea de pueblo fantasma con miras a fundamentar desde allí el pase a otro esquema “mas rentable” para el grupo del consejo de los notables que asesoran al ministro Aranguren; en el esquema local YCRT hace foco en la tajada de populismo que espera obtener desde las festividades por el día del minero y el aniversario de Río Turbio, y el empleo de tareas poco claras que concluyen en la aparición de audios de escuchas telefónicas en medios de comunicación afines con la idea de poner la discusión en otros asuntos un poco mas banales, mientras en Buenos Aires la movilización del pasado 22 de noviembre no pasó desapercibida, ni tampoco lo hizo la tarea que se viene haciendo para buscar la ampliación del presupuesto 2017 y el tratamiento para una sanción del proyecto de Ley YCF SE, algo que en los próximos días pondría agrios los canapés de las cholulas mesas de funcionarios en las fiestas locales.

Fuente De la Cuenca