Buenos Aires (EPatagonicas) 20 de Noviembre. – El macrismo puso el grito en el cielo y alertó que en el caso de llegar a la Presidencia revisará y, eventualmente, rechazará de plano los recientes contratos millonarios que selló el gobierno de Cristina Kirchner con China y Rusia para avanzar con proyectos de energía nuclear y la construcción de represas hidroeléctricas en la Argentina.

Mauricio Macri advirtió a sus allegados que si ganara las elecciones presidenciales del domingo, su gobierno revisaría los contratos que la semana pasada firmaron el canciller Héctor Timerman y los ministros de Economía y de Planificación, Axel Kicillof y Julio De Vido, respectivamente, con China y Rusia en el marco de la cumbre de presidentes del G-20 que se realizó en Turquía.

La decisión de Macri de eventualmente revisar los acuerdos millonarios con estos países fue por el secretario de Relaciones Internacionales de Pro, Fulvio Pompeo, y por el asesor macrista en política energética Emilio Apud. “Estamos muy preocupados porque en la cumbre del G-20 el Gobierno firmó contratos con China y Rusia de los que desconocemos sus detalles técnicos y comprometerán financieramente al país por los próximos 18 años”, dijo Pompeo, quien no descartó que una administración de Macri utilice los mecanismos constitucionales para dar marcha atrás con esos contratos. Esto podría darse por la vía del Congreso, el camino de las negociaciones diplomáticas o eventualmente por la Justicia.