Santa Cruz (EP) 06 de Junio. – Royal Dutch Shell planea aumentar el gasto en petróleo, gas y electricidad al mismo tiempo que se prepara para un futuro con menos emisiones de carbono.

¿Cómo planea hacerlo? En una actualización de su estrategia, la compañía de energía anglo-holandesa dijo que estaba en camino de cumplir su compromiso de aumentar la generación de efectivo y llevar a cabo uno de los programas de recompra de acciones más grandes del mundo, de 25,000 millones de dólares, para el próximo año.

Luego aumentará los pagos a los inversionistas mediante dividendos y recompras de acciones a 125,000 millones de dólares entre 2021 y 2025, aproximadamente la mitad de su valor de mercado actual. Eso se compara con pagos de alrededor de 90,000 millones de dólares entre 2016 y 2020.

¿Por qué aumentar el gasto en producción? Mientras ofrecía atractivos beneficios a los inversionistas, Shell también describió los planes para aumentar el gasto en la próxima década para hacer crecer su producción de gas, petróleo, renovables y energía.

El sector petrolero experimentó una fuerte caída en el gasto a raíz de la caída de los precios en 2014, pero en los últimos meses compañías como Exxon Mobil y Chevron señalaron planes para aumentar el gasto nuevamente.

Shell dijo que su inversión de capital en efectivo promediaría 30,000 millones de dólares por año entre 2021 y 2025, con un techo de 32,000 millones de dólares. El objetivo excluye las grandes adquisiciones.

¿Va en contra de plan de reducir sus emisiones? El aumento planificado del gasto se produjo cuando Shell estableció los objetivos más ambiciosos del sector para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de sus operaciones en un esfuerzo por cumplir con el acuerdo de 2015 sobre el clima de París.

El presidente ejecutivo, Ben van Beurden, afirmó que los planes de gasto de Shell se mantuvieron en línea con la transición energética, incluso cuando algunos especialistas dicen que las inversiones globales en combustibles fósiles deben reducirse para alcanzar los objetivos de París.

En declaraciones a los analistas, el CEO dijo que el creciente enfoque de Shell en la reducción de las emisiones de carbono reflejaba “una ambición por permanecer en el lado correcto de la historia”.

¿Por mayores rendimientos? En su perspectiva, Shell pronostica que los rendimientos de las inversiones aumentarán a más del 12% para 2025 desde 10% en 2020. Se espera que los retornos de su división de producción de petróleo y gas, conocida como upstream, alcancen entre 10% y 15% para 2025. En refinerías y productos químicos o actividades posteriores, tiene como objetivo 15%.

Shell planea enfocarse en hacer crecer su negocio de energía, que considera clave en su transición a una energía más limpia, con una inversión anual de 2 a 3,000 millones de dólares en los cinco años hasta 2025. Desde 2016, ha invertido 1,600 millones de dólares en nuevas energías.

La compañía planea aumentar la generación de energía utilizando gas y fuentes renovables de energía como la eólica y solar. Está apuntando a rendimientos del 8% al 12% en el sector eléctrico, muy por encima de los rendimientos promedio en el sector.

Mayores dividendos

Shell, la segunda mayor compañía de petróleo y gas que cotiza en bolsa después de Exxon, redujo sus costos en gran medida tras la adquisición de BG Group en 2016 por 53,000 millones de dólares y la crisis petrolera de 2014.

Pese a una recuperación lenta y desigual en los precios del petróleo, reportó la mayor ganancia entre sus pares el año pasado y un aumento en los ingresos de los años anteriores.

El flujo de efectivo libre, efectivo disponible para dividendos y recompra de acciones, se espera que aumente a alrededor de 35,000 millones de dólares por año para el 2025 sobre la base del precio del crudo Brent de 60 dólares por barril.

Shell, el mayor pagador de dividendos del mundo con 16,000 millones de dólares en 2018, espera aumentar sus pagos de dividendos a los accionistas una vez que complete la recompra de acciones por 25,000 millones de dólares para fines de 2020 que prometió después de la adquisición de BG.

La última vez que Shell incrementó su dividendo trimestral en el primer trimestre de 2014 a 0.47 dólares por acción.

Gentileza El Ceo