Mendoza (EP), 19 de Sept 2022. Luego de que el Gobierno provincial anunciara la intención de llevar adelante la obra El Baqueano en lugar de Portezuelo del Viento, resistida por La Pampa, distintas opiniones surgieron al respecto a favor y en contra.

El ingeniero Carlos Santilli, miembro de la comisión directiva del Centro de Ingenieros de Mendoza, habló en MDZ Radio y criticó duramente el proyecto y sus beneficios: «Difícilmente una nueva presa en el río aumente la disponibilidad del recurso hídrico. Eso ocurre cuando no hay ninguna presa».

Santilli se expresó en contra del proyecto de obra El Baqueano y justificó su posición: «Nosotros hemos hecho un análisis en la Carta Abierta donde planteamos cuál es la situación hídrica de la provincia en todos los oasis provinciales, todos los ríos que tenemos que riegan a diferentes zonas de riego, abastecen a la población y a la industria. La problemática ante la escasez hídrica y ante eso están las decisiones de ejecutar alguna obra relacionada con el tema. Nosotros planteamos que la obra prioritaria ante el tema de la falta de nevadas, la disminución del recurso producto del cambio climático es El Portezuelo del Viento».

Como segunda alternativa, el especialista expresó la necesidad de la modernización de los sistemas de río, para poder disponer de más recurso hídrico: «La eficiencia del riego hoy está en el orden del 35%, es bajísimo. Dentro de la finca es muy baja la eficiencia. Aumentando la eficiencia se necesitaría menos agua para regar las mismas hectáreas, se podría aumentar la superficie de riego para obtener más producción y generación de empleo».

Además, Santilli afirmó que ninguna de esas opciones están disponibles solo por cuestiones políticas: «Se cayó la licitación de Portezuelo del Viento, porque el COIRCO se opone definitivamente a su ejecución por razones estrictamente políticas, no técnicas. Consideramos que la construcción de otra presa en la provincia, debería hacerse en los ríos que todavía no tienen una regulación completa».

Ante la decisión de comenzar con la obra de El Baqueano agregó: «No es una buena opción, es una obra innecesaria, el único beneficio que va a generar más allá de la mano de obra local-que no son 3000 puestos de trabajo, hoy las presas se hacen con máquinas, no se hacen con mano de obra- va a ser la generación de energía, que pasa al Sistema Argentino de Interconexión, no va a quedar en Mendoza para abastecer a San Rafael, por ejemplo, que tiene problemas. El río Diamante, tiene tres presas construidas, tiene una regulación completa, tiene tres embalses que los últimos diez años no se han podido llenar en forma simultánea por falta de agua. Y encima le vamos a construir una presa absolutamente innecesaria desde nuestro punto de vista exclusivamente técnico».

En este sentido, el especialista remarcó «la necesidad de obras que pongan punto en la regulación del agua para su utilización, una necesidad para él sumamente importante para la provincia: Los ríos Mendoza y Tunuyán, aclaramos que tienen una sola presa y necesitan completar su regulación. Y de hecho que si bien el río Mendoza, es en donde se concentra la mayor actividad económica de la provincia, concentra el 60% del producto bruto geográfico si lo comparan con los otras regiones son muchísimos menores. Es una cuestión de un diseño estratégico.

Finalmente, en cuanto a la opinión del Colegio de Ingenieros y Geólogos de San Rafael que se apoya en la obra del Baqueano, el especialista advirtió: «Es una posición localista y parcial. Nosotros estamos viendo la problemática de toda la provincia y ellos están viendo que quieren una obra en San Rafael. Está muy bien que trabajen en función del beneficio de su localidad».

Fuente https://www.eldiariodelapampa.com.ar/

Fotografía Memo