Mendoza (EPatagonicas) 24 de Agosto. – La Agencia Nacional de Ciencia y Técnica realizó un convenio con la Universidad Nacional de Cuyo (UNCuyo) para que se lleve a cabo el proyecto. Estará ubicado sobre el Canal San Martín de la provincia de Mendoza y en los próximos meses podría lanzarse la licitación internacional.

El Parque Hidrocinético prevé una potencia máxima de instalación oscilante entre los 17 MW y 30 MW.

A partir de un crédito otorgado por el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (organismo dependiente del Banco Mundial), la Agencia Nacional de Ciencia y Técnica, firmó un acuerdo con la Universidad Nacional de Cuyo (UNC) para que 2,5 millones de pesos se destinen a la construcción del primer Parque Hidrocinético que se ubicará en el tramo Luján de Cuyo del canal San Martín, en Mendoza.

Confirmada la factibilidad técnica de la obra mediante una prueba piloto perteneciente al proyecto denominado ‘Turbinas hidrocinéticas en cauces para la generación de energía eléctrica’, ahora el objetivo es instalar equipos de hasta 40 KW de potencia que permitan capturar parte de la energía de la velocidad que tiene la corriente del agua y, así, generar electricidad.

En diálogo con energiaestrategica.com, Dante Bragoni, uno de los desarrolladores del proyecto y secretario del Instituto de Energía de la UNC, dice que por la velocidad del agua que presenta el canal, la cual ronda en los 6 metros por segundo, y teniendo en cuenta el presupuesto inicial, se podrán instalar alrededor de 3 unidades de hasta 40 KW.

Sobre la potencia, explica que el canal San Martín posee corrientes de alta velocidad, diferencia con el mar, por ejemplo, donde se pueden instalar turbinas más grandes. “El mar no tiene el condicionamiento geométrico de un canal, en cambio nosotros, al tener un canal de río, dependemos de la conformación de superficie que da el propio canal y de la superficie libre del agua, lo que limita la potencia de instalación por unidad de máquinas a 40 KW”, detalla.

De marchar los plazos previstos en tiempo y forma, se lanzarán los pliegos de licitación internacional en los próximos meses y “a fines de este año o principios del próximo la obra se podría estar adjudicando”, se esperanza Bragoni. Paralelamente, el Comité Director de la idea se encuentra gestionando con la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (CAMMESA) un Acuerdo de Compra de Energía de precio por MWh.

El especialista expresa que aquel valor a acordarse con Nación es determinante para la ampliación de la capacidad de potencia instalada del Parque Hidrocinético por la capacidad de conseguir mayores fondos, y que en este primer tramo previsto se podrán montar alrededor de 3 turbinas teniendo en cuenta el presupuesto inicial. “Después de cerrar esta licitación iremos a buscar más financiamiento para instalar más turbinas”, asegura Bragoni.

El canal San Martín cuenta con 20 kilómetros de largo, con un espacio hídrico aprovechable en un 90 por ciento para la generación de energía eléctrica. La potencia máxima de instalación prevista oscila entre los 17 MW y 30 MW, dependiendo de las distancias de ubicación entre un equipo y otro, estudio que falta determinarse.

INVAP, la favorita

Conjuntamente con el Instituto de la Energía de la UNC, la fábrica nacional INVAP Ingeniería S.A. desarrolló turbinas hidrocinéticas de 40 MW tras años de prueba y error.

Bragoni, sincerándose, no oculta su deseo de que la empresa estatal sea la adjudicataria de la obra, no obstante, aclara: “al estar financiado este primer tramo de la obra por un crédito internacional, uno de los condicionantes del préstamo es que el proyecto quede sujeto a una licitación donde puedan participar todas las empresas del mundo”.