La Pampa (EP), 21 de septiembre 2020. A pesar del anuncio del gobernador Rodolfo Suárez, transcurrió la semana y no se concretó la reactivación de la licitación de la represa Portezuelo del Viento que él mismo había anunciado en una teleconferencia con la delegación argentina de la Cámara de Comercio de los Estados Unidos. En la semana, también la gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras, le aplicó un duro golpe a Mendoza cuando dijo que no están dadas las condiciones para construir el dique.

«El proceso sigue adelante y la semana que viene se abre el segundo sobre que es la propuesta técnica», sostuvo el gobernador cuyano el martes 8 de septiembre en ese contacto virtual con la representación norteamericana, en un intento por mostrar normalidad y transmitir la sensación de que el proyecto hidroeléctrico, cuestionado por toda la cuenca, avanza con normalidad.

Aquella jornada los medios mendocinos saludaron la declaración del gobernador y se apuraron a informar que con esa declaración «Suarez disipó dudas respecto de la continuidad de la licitación de Portezuelo del Viento». Lo cierto es que pasó la semana y el anunciado acto de apertura del sobre técnico no se concretó y ni siquiera se anunció cuando se concretará.

Hasta ayer a última hora, ni la Casa de Gobierno mendocina ni los principales medios de comunicación dieron cuenta de la situación ni comunicaron alguna postergación.

La apertura del sobre técnico de la licitación había sido postergada en el mes de agosto a pedido de los organismos técnicos del Ministerio de Infraestructura mendocino, que solicitaron más tiempo para analizar la documentación ya presentada por Malal Hue, el único consorcio oferente. Es un consorcio liderado por la empresa china Synohidro, un gigante internacional del mundo de la construcción, asociada con empresas mendocinas como Ceosa, Impsa y Obras Andinas.

Una bofetada

Suárez había aprovechado la teleconferencia con la Cámara de Comercio de Estados Unidos para transmitir también la sensación de que las nuevas propuestas de su provincia para gestionar el futuro dique tenían consenso social y político, y que el conflicto interprovincial suscitado por la actitud patotera de Mendoza, había quedado superado.

Los hechos también se encargaron de aplicarle una bofetada al gobernador mendocino. Fue cuando la gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras, formuló declaraciones públicas en las que cuestionó la actitud de Mendoza, dijo que no están dadas las condiciones para levantar un nuevo dique en el curso alto de la cuenca y ratificó su postura de que se necesitan nuevos y fundados estudios para saber qué pasará con las regiones que están aguas abajo de la represa.

«Nosotros creemos que Portezuelo del Viento es un proyecto que hoy no tiene suficiente comprobación para poder ser avalado», sostuvo la gobernadora Carreras en una entrevista que mantuvo la semana pasada con el programa ‘La Mañana de Río Colorado’ que se transmite por la FM Sur de la localidad de Río Colorado.

Con sus declaraciones, Carreras dejó en falsa escuadra a dos funcionarios de su gabinete, el director Provincial de Aguas, Fernando Curetti, y al representante de Río Negro en el comité de cuenca del río Colorado (Coirco), Daniel Petri, que habían impulsado un acercamiento con la provincia de Mendoza.

Index con tag-div composer