Neuquén (EPatagonicas) 21 de Abril. – El gobierno neuquino de Horacio Quiroga anunció el envío al Deliberante de un proyecto de ordenanza para promover el uso de energías renovables y sistemas de ahorro energético en los edificios de la ciudad.

La iniciativa se elaboró con el Colegio de Arquitectos, y contó con la participación en su redacción del actual asesor municipal especializado en temas energéticos Ruben Etcheverry, ex secretario de Energía de la provincia y ex titular de Gas y Petróleo de Neuquén.

“El objetivo es incentivar que los edificios desarrollen conceptos de sustentabilidad y ahorro energético mediante diseños eficientes y utilización de energías alternativas”, explicó el Intendente, para quien “estas prácticas redundarán en el cuidado del medio ambiente”.

La iniciativa pretende incorporar al Código de Planeamiento y Gestión Urbano Ambiental la figura de un estímulo por la utilización de energías alternativas y parámetros de eficiencia energética en todos los distritos de la zonificación urbana.

Cuando en el proyecto de los edificios se propongan conceptos de sustentabilidad y ahorro energético, mediante diseños eficientes y utilización de energías alternativas, podrán incrementar hasta un 20% el Factor de Ocupación Total (FOT) básico establecido para la zona, pudiendo flexibilizar mediante control de calidad urbano arquitectónico otros indicadores urbanísticos cuando los parámetros de eficiencia lo fundamenten.

El subsecretario de Obras Particulares, Luis López de Murillas, explicó que “el costo económico de incorporar en la construcción el uso de la energía alternativa puede establecerse en un porcentaje del 20 %, por lo cual sería razonable trasladar este mismo porcentaje como estímulo para lograr edificios sustentables y bajo impacto ambiental”.

En ese sentido, detalló que “a nivel mundial los edificios son responsables aproximadamente del 36 % del uso total de la energía, 65 % del consumo de electricidad, 30 % de las emisiones de Gases Efecto Invernadero, 30 % del uso de las materias primas, 30 % de los residuos y 12 % del uso del agua potable”.