La Rioja (EPatagonicas) 13 de Julio. – Autoridades del Parque Eólico de Arauco analizan propuestas provenientes del gigante asiático para tomar créditos que oscila en los 260 y 500 millones de dólares para sumarle 300 MW más de potencia instalada al complejo riojano. La falta de financiamiento local como condicionante para la producción local.

El Ministerio de Economía de la Nación analiza propuestas que 2 grupos empresarios chinos le han realizado a la firma SAPEM Parque Eólico Arauco para llevar adelante nuevas ampliaciones en la provincia de La Rioja.

Uno de ellos tiene que ver con la estatal china Powerchina, que tiene dentro de sus filas a la poderosa Hydrochina, compañía que ha participado en más del 60 por ciento de los parques eólicos construidos en el país asiático. La otra propuesta fue presentada por el consorcio CRZ (empresa constructora nacional) y CUC-(China United Engineering Corporation).

Juan Fernando Carbel, presidente de la Sociedad Anónima con Participación Estatal Mayoritaria (SAPEM) Parque Eólico Arauco (PEA), revela a energiaestrategica.com que “entre agosto y septiembre se podría firmar un acuerdo formal con alguno de los conglomerados chinos”.

Explica que aún el Ministerio de Economía está examinando la cantidad de fondos que es conveniente contraer, ya que a partir del crédito se determinarían características del pago como el número porcentual de la tasa preferencial obtenida, el plazo de pago, que variará entre los 12 y 20 años y por lo menos un año para empezar con las cuotas de devolución.

“Desde La Rioja estamos analizando la propuesta técnica que mejor se adapte a nuestro sitio y también la ecuación financiera que resulta de tomar los créditos de bancos Chinos, entre otras cuestiones”, señala Carbel.

El ejecutivo detalla que el crédito se liberará a condición de que el 60 por ciento de la tecnología utilizada provenga de China, pero asegura que el 40 por ciento restante quedará en manos de productores nacionales.

En cuanto a los posibles equipos a instalar, se analizan aquellos con tecnología probada de marcas globales como Gamesa o Siemens, “que garanticen su operación y mantenimiento de manera efectiva y tengan soporte en Sudamérica”.