Buenos Aires (EP) 25 de Nov. – La biomasa es un tipo de energía renovable de gran expansión en todo el mundo. España, por ejemplo, es una de las potencias en la materia en el continente europeo. En Chile, por ejemplo, es la energía renovable más utilizada, incluso 13 veces superior en comparación con el uso de la energía solar y eólica, y por debajo del petróleo crudo, es la segunda más utilizada superando al carbón y el gas natural.

De hecho, en algunos países como el trasandino, es tan importante como fuente energética nacional, que muchos gobiernos sancionan leyes para privilegiar la producción, el transporte y la comercialización de biocombustibles sólidos o biomasa, principalmente leña, pellets y astillas. Como resultado, se busca elevar los niveles de eficiencia y disminuir los de emisión.

Por el momento, en los países que más avanzaron en la material, el principal uso de la biomasa es industrial, donde el 80 por ciento son empresas, pero a su vez, en cuanto a calefacción por esta vía, hay ciudades donde el 90 por ciento de los hogares se abastecen de biomasa. La climatización hogareña indebida produce miles de muertes al año, independientemente del país en que se indague el tema. Gracias a la biomasa, se reducen los casos fatales por mala combustión.

Fuente El Intransigente.