La Pampa (EP), 07 de Junio 2021. El Gobierno de la vecina provincia necesita una mejora del único oferente porque, a pesar de los fondos que le giró Nación, no le dan los costos para construir la cuestionada represa hidroeléctrica, que tendría efectos sobre el río Colorado.

El Ministerio de Planificación e Infraestructura Pública de Mendoza le pidió formalmente al consorcio de Malal-Hue una mejora en la oferta para la construcción de la represa hidroeléctrica Portezuelo del Viento. “La resolución también indica que adjunten un análisis pormenorizado del descuento”, según preciso el Diario San Rafael.

El periódico mendocino basó su publicación en base a lo difundido por el medio especializado “Desarrollo Energético”.

Desde el Ejecutivo mendocino habrían pedido un 45% de rebaja, lo que causó sorpresa al único oferente, la UTE conformada por la china Sinohydro (46%) y las locales IMPSA (22%), Construcciones Electromecánicas del Oeste SA (CEOSA) (16%) y Obras Andinas (OASA) (16%).

Según la resolución, la decisión se basa en el Capítulo VI Cláusula 1 que establece la instancia del “Pedido de Mejora de Ofertas”. Sin embargo, allí no dice nada sobre qué se debe hacer si se cuenta con tan solo un participante en el proceso, como ocurrió en este caso.

“La Administración, antes de notificar a los Oferentes el Adjudicatario del Contrato de Obra, podrá, a su sola decisión, convocar a MEJORA DE OFERTAS, de la que participarán todas aquellas ofertas incluidas en el Orden de Mérito Provisorio cuyos precios corregidos se encuentren dentro del CINCO POR CIENTO (5%) de diferencia con respecto a la que ocupe el primer lugar, que conformarán la denominada ‘Lista Corta’ o Short – List”, estipula en la modificación realizada por Circular N° 7, artículo 37.

El presidente de la Empresa Mendocina de Energía SA (Emesa), Pablo Magistocchi, quien forma parte del comité evaluador, ya había adelantado que el pliego “prevé un mecanismo de mejoras de ofertas que cobra mucho más sentido por ser una oferta única” y que iban a “utilizar este recurso”.

Si se confirmara que es posible pedir una mejora en los precios cuando hay un solo oferente, habría que zanjar otro problema ya que la resolución 184-PIP-2021 establece que el consorcio deberá “contener un análisis y/o fundamentación pormenorizada” de la nueva propuesta, algo que no está estipulado en ninguna parte de los pliegos.

Las 8 ofertas

El consorcio Malal-Hue presentó 8 ofertas con 11 opciones diferentes de precio que se conocieron el 31 de marzo en la apertura del sobre 3 correspondientes a la licitación para la construcción de la represa Portezuelo del Viento, en la que fue la única participante.

La UTE realizó una propuesta básica con pavimento flexible de 1.278.313.319,6 9 y otra con pavimento rígido de 1.280.473.041,43 y una alternativa obligatoria de 1.283.550.435,64 y 1.286.325.487,15 respectivamente.

En la primera de las variantes, ofreció llevar a cabo la misma obra, pero con una nueva traza más baja y menos sinuosa de la ruta nacional 145 con pavimento flexible por 1.279.955.875,33 dólares y con pavimento rígido por 1.286.285.063,47.

Su segunda alternativa incluyó construir la represa, pero sin la ruta provincial 226 por 1.230.070.565,24, mientras que la tercera dejaba afuera la línea de alta tensión de 220kV y la estación transformadora por lo que su precio era de 1.070.377.308,66.

Finalmente, en la sexta variante el consorcio ofreció levantar la central hidroeléctrica con una nueva traza más baja y menos sinuosa de la ruta nacional 145 y un paquete estructural diferente con un costo de 1.273.304.038,27.

En todas ellas propuso realizar un descuento del 1,67% en los precios por terminar la construcción 30 días antes de los 1.853 estipulados en los pliegos y por solicitar solo el 10% del monto total del contrato como anticipo financiero.

15.600 millones

A los innumerables contratiempos que sufre desde sus inicios Portezuelo, se le sumó un error de cálculo económico. Las ofertas presentadas por la única empresa que postuló para hacer la obra superan el presupuesto oficial y el dinero disponible que tiene Mendoza para hacer la represa hidroeléctrica.

A la vecina provincia le faltan unos 15.600 millones de pesos (unos 174 millones de dólares), a pasar de los 1023 millones de dólares que girará en total el Gobierno Nacional, provenientes del acuerdo de resarcimiento firmado por los perjuicios de la promoción industrial.

Encima, cuenta con otro condimento extra: la inspección no la hará el Estado, sino que se contratará una consultora privada que también cobraría en dólares.

En el medio está el conflicto político que mantiene Mendoza con el resto de las provincias que integran COIRCO, que le reclaman un estudio de impacto ambiental antes de avanzar con la represa hidroeléctrica que tendría efectos directos sobre el río Colorado.

Otras complejidades

En Mendoza también reconocen que el proceso de licitación de Portezuelo del Viento tiene otras complejidades políticas que no estaban previstas.

La UTE está liderada por la empresa china Sinohydro que aún no tiene “cara visible” en Mendoza. Esa empresa es la garante financiera, económica y técnica. Cumple un rol clave cuando se ven los problemas de solidez que tienen el resto de las firmas que componen el consorcio.

El “líder espiritual” del consorcio es IMPSA, empresa que ahora controlada por el Estado.  El comité político que analiza las propuestas está integrado por los ministros de Gobierno, Hacienda, Economía e Infraestructura. Ahora que se concretó el desembarco del Estado nacional y mendocino  en IMPSA, habrá representantes de los mismos ministerios en la empresa adjudicataria. “Controladores y controlados del mismo lado”, analizó en su momento del diario Mendoza Online.

Fuente https://www.eldiariodelapampa.com.ar/