Río Negro (EP), 23 de octubre 2021. La provincia cuenta con 55 instalaciones de sistemas renovables bidireccionales. La tendencia, que creció desde la irrupción de la pandemia, se mantiene. El consumidor recibe una compensación por el excedente que inyecta a la red.

La tendencia al uso de energías renovables sigue a buen ritmo entre los usuarios del servicio eléctrico de Río Negro. Días atrás, la provincia superó el medio centenar de conexiones bidireccionales. Agustín Vidal, responsable del área Técnica del Ente Provincial Regulador de la Electricidad (EPRE), confirmó que actualmente la provincia cuenta con 55 usuarios UGER. “Esto representa una potencia instalada de 336 kW/h”, explicó el Vidal.

Río Negro fue una de las pioneras en la reglamentación de este sistema que permite a los usuarios residenciales e industriales instalar un dispositivo de energía renovable para el autoabastecimiento pero que, además, permite inyectar el excedente a la red interconectada.

Este plus de energía limpia es compensada por las distribuidoras de energía con un descuento en la factura. El beneficio económico es bajo y la principal ganancia del usuario es el ahorro de su propio consumo.

La tendencia, que se acentuó con el inicio de la pandemia, se mantiene en lo que va del año.

Meses atrás, Energía On publicó un informe en el que daba cuenta del crecimiento de la demanda que hubo en este sector en tiempo de cuarentena. A comienzos de 2021 eran 40 conexiones, triplicando así los usuarios durante 2020.

En 2018, tras la aprobación de la ley que reglamenta este tipo de conexiones, se concretó una sola habilitación, fue en Bariloche. Ya en 2019 hubo 7 y el año pasado esa cifra saltó a 21. El incremento en las conexiones sigue en alza; en lo que va de este año ya son 26 conexiones.

En números

18 usuarios están en Cipolletti, la ciudad de la provincia con mayor cantidad de conexiones bidireccionales.

2018 fue el año que Río Negro reglamentó el uso de sistemas de energías limpias.

Entre los nuevos proyectos la principal novedad es que una de las 11 propuestas que analiza el EPRE para su habilitación es con aerogeneradores, todos los sistemas instalados hasta la fecha son fotovoltaicos.

Si bien creció la instalación en zonas industriales, la principales conexiones son de usuarios residenciales. En ese sentido, Cipolletti es la que marca tendencia en la provincia.

El usuario UGER cuenta con dispositivos de generación de energía limpia, hasta ahora todos fotovoltaicos, que inyectan el excedente de lo que generan a la red interconectada. Esto permite a los usuarios que la distribuidora, en este caso Edersa, compense esa energía con un descuento en la boleta de luz. Desde el gobierno provincial informaron que Cipolletti cuenta con 18 y el podio lo completan con 11 usuarios Uger: Bariloche y Roca.

Desde la secretaría de Energía indicaron que se trata en su totalidad de instalaciones de sistemas fotovoltaicos que generan un importante ahorro energético.

Además de Edersa, que opera en casi toda la provincia, Río Negro cuenta con dos distribuidoras más: en Río Colorado y Bariloche; ambas son cooperativas. Todas están adheridas a este procedimiento que busca estimular el desarrollo de sistemas renovables.

La provincia fue pionera en lo que se refiere a la reglamentación que regula los términos de lo que se conoce como Generación Distribuida. El trámite para conseguir los permisos para desarrollar este sistema está detallado en el sitio web del EPRE (www.eprern.gov.ar) y se inicia ante las distribuidoras que prestan el servicio eléctrico en la provincia.

Fuente https://www.rionegro.com.ar/