Río Negro (EP), 10 de septiembre 2021. Arabela Carreras y Omar Gutiérrez promueven una ambiciosa jugada política aunque tiene el rechazo de Nación.

Los gobernadores de dichas provincias quieren que las represas hidroeléctricas pasen a dominio provincial, ante el vencimiento de las concesiones en el año 2023.

Es un movimiento político que crece en esas provincias patagónicas que albergan algunas de las represas más importantes del país y que incluso cuenta con respaldo de sectores del kirchnerismo, a pesar de que la idea es rechazada de plano por el gobierno nacional. “Es como si el intendente de Añelo viniera a reclamar Vaca Muerta”, dijeron desde la Secretaría de Energía.

La jugada está en el centro de atención en Río Negro y Neuquén, al punto que la “recuperación de las hidroeléctricas” es uno de los slogans de la campaña del Movimiento Popular Neuquino para las primarias abiertas y obligatorias. El plan genera controversia y comenzó a debatirse en la Legislatura de Neuquén con el representante del Estado nacional de la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC), Daniel Figueroa.

Sebastian Caldeiro, legislador provincial por Juntos por Rio Negro y ex secretario de Energía de la provincia, argumenta al amparo de la reforma de la constitución de 1994 que “los recursos hídricos son de las provincias, por eso Rio Negro y Neuquén tienen que definir en conjunto el destino de esas represas. “El modelo a seguir es lo que sucedió con los hidrocarburos cuando en 2006 el gobierno de Néstor Kirchner se dictó la denominada ley corta mediante la cual se hizo efectiva el dominio de las provincias sobre sus recursos y le transfirió la competencia sobre las explotaciones a los gobiernos locales”, indicó el diputado.

Según Caldeiro, “cuando se dieron concesiones en 1993 tuvimos y perdimos esta negociación, con la reforma de la Constitución Nacional ahora no quedan dudas, y no podemos en el 2021 estar dudando. Son de las provincias, es generación de energía con un recurso provincial”. El diputado da como ejemplo la represa Futelaufú en Chubut: “nadie discute ahí que es provincial, se discute acá porque son muchas represas”.

El legislador advirtió que, como poder concedente las provincias podrán estar mucho más atentas a los otros servicios que prestan las represas y aseguró que “muchas veces no se ven desde Nación”.

Desde la Secretaría de Energía nacional echan por tierra la posibilidad que prospere la más mínima iniciativa: “Las centrales son definitivamente de la Nación, es el gobierno nacional el que otorga las concesiones. No tienen ninguna potestad en la toma de decisiones sobre la administración del negocio. Fue el gobierno nacional el que financió las obras, y en parte con el aporte de los usuarios. Las provincias solo ponen el agua y por ello perciben las regalías correspondientes”, expresó enfáticamente Darío Martínez respecto a este particular reclamo.