Río Negro (EP) 31 de Mayo. – Antonio Godoy, ingeniero civil y especialista en el área nuclear, dio disertación sobre los parámetros a nivel mundial para elegir el sitio de instalación de una central de estas características. Para Nación, la central debería estar cerca del mar.

El martes 30 de mayo se realizó una disertación en Viedma sobre los posibles lugares en que se instalará la nueva central nuclear en la provincia de Río Negro.

El ingeniero Antonio Godoy llegó a Viedma especialmente invitado por INVAP y el Ministerio de Energía de la Nación. Es graduado con honores de la Universidad de Buenos Aires y posee una vasta experiencia en el área nuclear, que ha sido su principal campo de actividad profesional, a nivel nacional e internacional.

Explicó los criterios de selección y evaluación de los sitios de emplazamiento y el diseño de instalaciones nucleares, en particular en lo relacionado a eventos externos extremos de origen natural (como terremotos, tsunamis, inundaciones o volcanes, entre otros) o inducidos por la acción del hombre (explosiones o impactos de avión). También incluyó aspectos de la protección contra sabotaje y acciones malevolentes.

“No se ha estudiado sólo la provincia, sin todas las áreas geográficas que pueden afectar o no el sitio de emplazamiento de una instalación. El análisis no es solo del sitio o la región que lo circunda, sino que se puede llegar a miles de kilómetros de distancia”, explicó.

En el caso específico de Río Negro “se han estudiado detalles geográficas y de todo tipo en un área que va hasta Chile e incluso hasta la Antártida hacia el extremo sur”.

“En estos casos siempre existe una gran cantidad de incertidumbres. Pero las metodologías consideran esas incertidumbres y se tienen en cuenta a la ahora del diseño”, dijo.

Se refirió luego a las medidas internacionales que regulan la instalación y funcionamiento de las centrales en todo el mundo. “Hay una pirámide legal y regulatoria, con un fuerte marco de control, inspección y supervisión. Es muy difícil hacer estas actividades sino se respetan las normas”.

Además, el especialista explicó que hay más de 440 reactores de potencia en funcionamiento en unos 200 sitios y en 31 países. Con un porcentaje variable en la generación, que va desde el caso de Francia, con un 76% del total del país, hasta otros casos como Argentina que tiene el 5% o Brasil que tiene el 3%”.

Godoy ha participado en el desarrollo de los respectivos estándares de seguridad nuclear del Organismo Internacional de Energía Atómica de Naciones Unidas, así como de organizador y líder de equipos de expertos multidisciplinarios de más de 130 misiones de revisión de la seguridad de instalaciones nucleares y de asistencia técnica y científica a numerosos países.

En Argentina, ha participado del diseño y construcción de las centrales nucleares de Embalse y Atucha II, en esta última en carácter de gerente del Departamento de Ingeniería Civil y de Planta de ENACE, hasta 1990.

Desde 2010, Godoy es consultor independiente. En este rol ha estado a cargo de los proyectos de reevaluación de la seguridad sísmica de las centrales nucleares de Atucha I, Atucha II y Embalse para NASA.

Además, ha sido el líder del equipo de expertos externos para el proyecto de evaluación del sitio de la Isla de Bangka, en Indonesia y es asesor técnico en proyectos de instalaciones nucleares en Jordania y Hungría.

Por otra parte, el subsecretario de Energía Nuclear, Julián Gadano, adelantó que la central nuclear “estará ubicada en la costa atlántica” rionegrina, aunque aclaró que todavía restan estudios y definiciones técnicas y opinó que uno de los posibles lugares podría ser Sierra Grande.

Según Gadano,la inversión estará entre los 7.000 a 8.000 millones de dólares, previéndose su inicio para enero del 2020 y unos 83 meses de construcción.

En la charla también estuvo el gobernador de la provincia, Alberto Weretilneck, que destacó la decisión del Gobierno Nacional de instalar la quinta central de energía nuclear en la provincia. “Es una gran y positiva noticia para los rionegrinos”, dijo.

“Cuando hablamos de lo nuclear, siempre hay algunos miedos y dudas en la comunidad. Estamos convencidos que esta inversión va a generar una innumerable cantidad de beneficios”, sostuvo.

Weretilneck señaló que la construcción de esta central significa “la inversión pública y privada más importante de la historia de la provincia, por encima incluso del ferrocarril y los canales de riego”.

Pero aclaró que “si pensáramos esto solamente desde el punto de vista económico, no tendríamos la actitud democrática que queremos tener ante todos los rionegrinos” y resaltó la importancia de las charlas que se iniciaron el martes: “Serán los especialistas, científicos y profesionales quienes lleven adelante todas las explicaciones pertinentes”.

Finalmente, Weretilneck destacó “la historia nuclear” de la provincia: “Desde el primer proyecto del general Perón, en los años 50, con la Isla Huemul en el Nahuel Huapi, hasta la creación del Instituto Balseiro, la sede permanente de la CNEA con el reactor experimental RA6 y las políticas de enriquecimiento de uranio en Pilcaniyeu”.

Fuente Vaca Muerta News