Asia (EP), 07 de diciembre 2021. Sinopec ha comenzado la construcción de lo que será el proyecto de energía solar e hidrógeno verde más grande del planeta, y que contará con el objetivo de producir 20.000 toneladas de hidrógeno renovable al año a mediados de 2023.

Se ubicará en la provincia de Xinjiang, al noroeste del país, Sinopec invertirá 470 millones de dólares en una instalación que contará con un electrolizador que estará alimentado por un parque fotovoltaico de 300 MW.

Adicionalmente tendrá  un sistema de tuberías, almacenamiento y transporte del hidrógeno, con una capacidad de almacenamiento de 210.000 metros cúbicos y de transporte de 28.000scm por hora, que se encargará de proporcionar el hidrógeno a las estaciones de servicio y las operaciones químicas del grupo que actualmente se alimentan de hidrógeno procedente de fuentes no renovables.

La compañía que construirá la obra no ha especificado el tamaño de su electrolizador, pero el proyecto superaría al más grande hasta el momento. Un sistema de 20MW con un electrolizador de 10 MW situado en Fukushima, Japón, que comenzó a operar en marzo de 2020.

En estos momentos Sinopec ya es el mayor productor de hidrógeno de China. Además dio a conocer a principios de este año sus planes para alcanzar las 500.000 toneladas por año de hidrógeno verde para 2025. Cifra que podemos comparar con la actual producción de hidrógeno gris, que este año llegará a las 3.9 millones de toneladas.

Se espera que el gobierno chino alcance un total de 100 GW de electrolizadores de hidrógeno verde para 2030.

Fotografía Latam Green