Buenos Aires (EP), 13 de Sept 2022. El presidente de CADER planteó que a corto o mediano plazo no se requerirá esa alternativa, debido al potencial onshore y porque haría falta, aún más, el uso de las redes de transporte del país, pero planteó que sí se debería tener una regulación específica el futuro.

Santiago Sajaroff, presidente de la Cámara Argentina de Energías Renovables (CADER), analizó los retos y oportunidades de la energía eólica en el país durante un nuevo evento de Latam Future Energy y planteó que «actualmente no es necesaria la alternativa offshore en el corto o mediano plazo».

Si bien otros países de la región ya avanzan en la materia, el empresario destacó que “normalmente esta opción surge en el mundo porque viene a resolver la imposibilidad de desarrollar la eólica onshore o por no contar con capacidad de transporte en tierra”.

Sin embargo, consideró que, en el caso de Argentina, “donde hay buenos factores de capacidad en aguas jurisdiccionales del país también haría falta el uso de las redes de transporte”.

Hecho que resultaría una adversidad si se considera que actualmente se presentan restricciones de capacidad, es decir que no hay demasiados megavatios disponibles para despachar y que las obras de infraestructura recién están previstas para dentro de algunos años.

Y cabe recordar que hoy en día existe una alta cantidad de interesados en con prioridad de despacho en el Mercado a Término de Energías Renovables (MATER), a tal punto que meses atrás CAMMESA cambió el mecanismo de desempate.

A lo largo de las últimas tres convocatorias del MATER, se asignaron más de 832 MW renovables (350,4 MW solar, 481 MW eólicos y 0,7 MW de una pequeña central hidroeléctrica), pero muchos otros parques se quedaron a las puertas por pequeñas diferencias en las presentaciones.

Pero a esa falta de capacidad en las líneas de transmisión, Sajaroff añadió que “tampoco es menor que el potencial desarrollo de proyectos de esta índole requeriría una logística de barcos y herramientas para hacer la operación y mantenimiento que, al menos hoy, no están en ese nivel para el país”.

Aunque no descartó que si los parques eólicos fuera de la costa pudieran ser una solución alternativa al desarrollo de redes de transporte, podrían tener lugar en el país. Pero para ello y para tener previsibilidad en el futuro, sostuvo que se deberá contar con una regulación orientada a la actividad.

Un ejemplo del advenimiento de este tipo de alternativa de generación es Brasil, que ya asienta las bases de su marco normativo para la exploración de energía renovable offshore y se prepara para un boom de proyectos en el futuro.

¿Cuántas centrales hay registradas en ese país? Según el Instituto Brasileño de Medio Ambiente y Recursos Naturales Renovables (IBAMA), el país cuenta con 66 emprendimientos eólicos offshore en proceso de licenciamiento ambiental, que acumulan 169441 MW de potencia en exactamente 11571 aerogeneradores.

Fuente https://www.energiaestrategica.com/s

Fotografía elDiarioAR.com