Europa (EPatagonicas) 09 de Junio. – Los gigantes del petróleo Total y Royal Dutch Shell decidieron abandonar la minería del carbón y centrarse en el aumento de producción y comercialización de gas natural licuado, como una alternativa más limpia

Según informa Bloomberg, Total tiene como objetivo producir y comerciar unos 32,5 millones de ton de GNL en 2020 en comparación con cerca de 18,5 millones de ton que genera actualmente.

La decisión de Total de salir del mercado del carbón no sorprende del todo si consideramos que en 2014 la petrolera acordó vender su unidad de carbón en Sudáfrica, que produjo 3,3 millones de ton en 2014, a Exxaro Resources Ltd.

Patrick Pouyanne, CEO de Total, declaró esta semana que los nuevos objetivos que la petrolera se propone para el mercado del GNL, podrían alcanzarse mediante la realización de proyectos en Australia, Rusia y otros países.

Pouyanne, se hizo eco de las anteriores declaraciones del CEO de Shell, Ben Van Beurden, quien dijo que su empresa había cambiado de “una compañía de petróleo y gas a una compañía de gas y petróleo”.

Prueba de esto es la operación que realizó la petrolera por $ 70 mil millones para comprar BG Group, principalmente una compañía de gas.

Van Beurden, declaró en febrero que el pasaje del carbón al gas natural era necesario para luchar contra el cambio climático: “cuando se lo usa para generar energía, el gas produce la mitad de CO2 que el carbón”.

Samir Brikho, director general de Amec Foster Wheeler, una de las firmas de análisis especializadas en la industria energética, afirmó en su presentación en el Foro Económico Mundial (WEF), que “para el 2030, la principal fuente de energía utilizada en el mundo será el gas representando hasta un 28% de la base de utilización, primordialmente en la generación de energías y en uso de transportes como el marítimo, seguido del carbón, que representará un 25% sobre todo para el funcionamiento de plantas”.