Buenos Aires (EP) 26 de Ene. – Más de 10 empresas, entre tecnológos internacionales y locales, se afianzaron en la producción de torres, aerogeneradores, estructuras solares y demás componentes en este mercado.

Argentina cuenta con más de 60 centrales de generación operativas a partir de tecnología eólica (36) y solar fotovoltaica (25), según información oficial de la Secretaría de Energía (diciembre 2019). Sus tendencias de factor de carga se registran como superiores al 35% en eólica y al 25% en solar.

Entre los proyectos con mejores indicadores en cada tecnología se destacan los parques eólicos Garayalde (64%) y Manantiales Behr (68%); y las plantas fotovoltaicas San Juan (50%), La Cumbre y Caldenes del Oeste (35%), de acuerdo con cifras de CAMMESA del mes de enero de 2019.

El potencial eólico y solar que aún guarda el país sería enorme. Además de los proyectos en desarrollo que eventualmente podrían ponerse en marcha, ya son más de 2500 megavatios de potencia en emprendimientos en construcción sólo en el rubro eólico, lo que se traduciría en unos 700 aerogeneradores adicionales que requiere la industria.

Vistos estos números, cada vez más empresas se interesaron en producir localmente componentes para parques de generación a partir de la energía cinética del viento. Pero no fue hasta el lanzamiento de la Ronda 2 del Programa RenovAr que fuentes oficiales identificaron un incremento en la integración nacional que repercutió en una reducción en los costos de proyectos.

“En el caso de eólica, implicó la radicación de tecnológos internacionales y la homologación de proveedores locales de partes críticas – como la fabricación de torres – y la creación de 1.500 puestos de trabajo en la cadena industrial, con inversiones productivas que superaron los 80 millones de dólares”, aseguró Sergio Drucaroff, especialista en desarrollo productivo.

Entre las firmas líderes en este rubro, se relevó la producción de dos fábricas de aerogeneradores. La primera de estas fue Vestas que ubicó su planta en la localidad de Campana (Buenos Aires) adjudicándose el 54% del market share local a partir del ensamble in house de «nacelle» y «hub».

La segunda en inaugurarse fue la de Nordex Group (Nordex y Acciona) tras un acuerdo con la Fábrica Argentina de Aviones (FAdeA), ubicada en Córdoba para no sólo el ensamble de componentes sino también la fabricación in house de palas, componentes tecnológicamente crítico en los aerogeneradoes.

Sergio Drucaroff, especialista consultado por Energía Estratégica, indicó que “un importante número de PyMEs metalúrgicas que abastecían otros sectores se volcaron a la fabricación de partes, componentes y equipos para estos sectores al producirse el crecimiento de la demanda vinculado al Programa Renovar”.

De allí, para la tecnología eólica, cinco empresas de otros rubros destinaron sus recursos para la fabricación de torres para aerogeneradores. Para torres de acero destaca la fábrica de Haizea-Sica en la ciudad de Esperanza (Santa Fe) y Calviño que, en sociedad con Gri Renewable, ubicó su planta en Florencio Varela (Buenos Aires). Para la producción de torres eólicas de hormigón, las empresas Prear, Pretensa y Fabri SA, en Bahía Blanca (Buenos Aires), Allen (Río Negro) y Puerto Madryn (Chubut) tienen plantas operativas o en construcción para servir a la creciente demanda en el rubro.

En el caso solar, firmas como Corven-NClave, Idero, Sidersa y Tubos Argentinos apostaron a la fabricación de perfiles estructurales y trackers aumentando el contenido local de instalaciones solares de pequeña y gran escala. Y como fabricante de módulos con contenido local, se sumaron empresas como Solartec y LV-Energy.

Aquellas fueron algunas de las principales empresas en actividad. Sin embargo, existen otras relevadas como proveedoras de estos rubros.

El siguiente es un listado de empresas que declararon productos fabricados para solar fotovoltaica en el país.

Fuente Energía Estratégica